EDUCACIÓNVisto 1950 veces — 12 enero 2019

Un total de 175 párvulos con discapacidad de la región fueron beneficiados con el Convenio de Primera Infancia durante 2018, que también sumó a otros 1.916 niños de manera indirecta en la atención en diferentes establecimientos educativos.

Este es un esfuerzo del Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis) que entrega los recursos a través de este convenio a la Junta de Jardines Infantiles (Junji) y la Fundación Integra, a fin de favorecer el desarrollo de menores de 6 años por medio de apoyo especializado en su aprendizaje.

Esta alianza consiste en ayuda educativa, fortalecer el trabajo inclusivo con el respaldo de las familias y el programa de Atención Temprana, el que permite contratar duplas profesionales del área de la salud y educación.

El traspaso de recursos alcanzó los 50 millones de pesos a Junji e Integra en las comunas Calama, Tocopilla, Taltal y Antofagasta, resultando un total de 13 jardines beneficiados entre ambas instituciones a cargo de la educación de los menores en 2018.

Para la seremi de Desarrollo Social, María Fernanda Alcayaga, este convenio sintetiza la preocupación del gobierno en reducir las barreras de acceso, permanencia, progreso y egreso de niños y niñas en situación de discapacidad en los centros de la Junji e Integra.

La autoridad recalcó que “cuando decimos que los niños están primero, es porque es una política gubernamental que fija nuevas metas en este ámbitos y más aún cuando damos nuevas herramientas a párvulos que tienen algún grado de discapacidad.

En el cierre de la actividad correspondiente a 2018, la directora (s) del Servicio Nacional de la Discapacidad, Ximena Arancibia, valoró el esfuerzo de los funcionarios de Integra y la Junji por compartir sus experiencias y sobre cómo mejorar las estrategias en beneficio de los niños y todo su entorno familiar.

 

Compartir

About Author

iphonerodrigo