EDUCACIÓNVisto 2350 veces — 21 febrero 2020

Un duro cara a cara es el que se dio en reunión desarrollada en Intendencia Regional donde junto a la edil, llegaron representantes del Directorio de CMDS, directores de establecimientos educacionales y representantes de la Asociación de Centros Generales de Padres, para pedir al Gobierno un Plan de Acción tendiente a evitar riesgos en la seguridad de estudiantes y trabajadores de la educación.

Jocelyne Covarrubias, es la directora de la Escuela Juan Pablo II, ubicada en Avenida General Oscar Bonilla con Arturo Pérez Canto, pleno corazón de la Población Bonilla y centro neurálgico de manifestaciones desde el 18 de octubre hasta la actualidad. Asegura que alrededor de su establecimiento nos existe ninguna señalética ni semáforos ante la destrucción sistemática de estos elementos, agrega que hasta el día de ayer las barricadas amanecían humeantes alrededor de su Unidad Educativa, así como este caso, son otras 11 escuelas y liceos que permanecen en zonas delimitadas como críticas.

Es por eso que la alcaldesa Karen Rojo exigió al Gobierno Regional un Plan de Acción que garantice la seguridad en el regreso a clases programado para este lunes 24 de febrero, especialmente en las escuelas y liceos que más se han visto afectadas con el Estallido Social.

En el duro cara a cara desarrollado la tarde este viernes la alcaldesa Rojo, junto al Directorio de la Corporación Municipal de Desarrollo Social, la Asociación Comunal de Centros Generales de Padres, directores de unidades educativas, entre otros, pidieron detalles de cuáles serán las acciones pertinentes para que el proceso se desarrolle adecuadamente y sin riesgos para la integridad física y psicológica de los estudiantes, apoderados y trabajadores de la Educación. “Solicitamos al señor Intendente esta reunión para conocer cuál será el Plan de Acción en materia de seguridad ad portas del inicio de clases programado para este 24 de febrero. Lamentablemente el Intendente Edgard Blanco no asistió y no existió un plan concreto como nosotros esperábamos. Es así que esperamos que durante el fin de semana, junto a las policías puedan generar un documento escrito que sea la hoja de ruta con la que se trabaje en las próximas semanas”, recalcó la alcaldesa Karen Rojo.

Para la Intendenta(S) Daniela Vecchiola, por su parte indicó que, “estas reuniones ya se estaban realizando desde la semana pasada, primero nos reunimos con un Comité Policial, el Martes nos reunimos con la Dirección de Educación de la Corporación y ahora nos reunimos más ampliamente para dar a conocer medidas más concretas, que serán muy parecidas al Plan de Contingencia aplicado en el segundo proceso de rendición de la PSU y donde además la Policía de Investigaciones apoyará con rondas y patrullaje, de manera que este proceso de retomar las clases sea lo más normal posible”.

APODERADOS Y DIRECTORES

La presidenta de la Asociación Comunal de Centros Generales de Padres, Amparo Robles, también transmitió a la autoridad las inquietudes de las familias que representa y de cómo buscan tener mayores certezas a la hora de enviar sus hijos a clases. “En este caso me voy un poco más tranquila… para que Dios quiera se pueda dar un buen año escolar. Nosotros como apoderados estamos muy concentrados e hicimos solicitudes respecto de la locomoción colectiva, que haya un funcionamiento fluido de la locomoción para que podamos llevar a nuestros niños a las escuelas y liceos y que también los profesores puedan asistir a sus trabajos. Esa fue, el año pasado, una de las razones principales por que no se pudo continuar con las clases normalmente y ojalá que ahora esto no sea así”, puntualiza la dirigente.

Guillermo Cortés, en representación de la Asociación de Directores de CMDS, también expuso su preocupación respecto de las certezas que se den para que el año académico pueda desarrollarse sin sobresaltos ni suspensiones. “Esperábamos un informe más concreto algo que levar a cada uno de nuestros directores para que ellos hagan la bajada a sus equipos directivos y docentes, pero esto no ha sido así, esperamos que puedan mantenerse la comunicación constante y que las medias sean durante todo el año para dar esa tranquilidad a nuestros funcionarios y apoderados”, recalcó el director de Liceo Comercial A-12.

La directora de la Escuela Juan Pablo Segundo, Jocelyne Covarrubias, finalmente deja en claro cuál es la situación que viven en su escuela y muchas otras, “evidentemente donde está ubicada nuestra escuela es el sitio cero del conflicto, no hay señalética, hay peñascos todos los días, contaminación por gas lacrimógeno y la presión constante de apoderados que exigen mayor resguardo de la escuela. Nosotros esperamos que el Lunes todo funcione bien, que se concreten los acuerdos de esta mesa y podamos iniciar el año escolar 2020”.

Compartir

About Author

iphonerodrigo