EDUCACIÓNVisto 780 veces — 29 agosto 2017

El trabajo de rescate de muro perimetral de la compañía, fue resultado del diálogo generado en las mesa de trabajo comunitaria que se desplegó entre el establecimiento educacional y la empresa, y apuntó a generar espacios de vinculación e integración reales.

Colores y temáticas de integración y rescate cultural de los pueblos originarios quedaron plasmados en 15 paños del cierre perimetral ubicado en calle Matta de Calama, y que pertenece a FCAB. ¿La razón?. 50 alumnos del liceo Politécnico B-9 Cesáreo Aguirre en una labor de co diseño y colaboración permanente, transformaron este muro en una obra de arte popular, en tan solo dos días de intenso y comprometido trabajo, convirtiendo lo que era un sector sin mucho atractivo, en un espacio con vida.

Esta iniciativa se levantó gracias al diálogo construido en la mesa de trabajo comunitaria que se estableció entre el establecimiento educacional y FCAB. “Lo que hoy podemos apreciar en el muro que queda justo al frente del Liceo B-9, es el trabajo de alumnos del establecimiento, unidos en función del aniversario de su liceo, y nuestro objetivo como organización es establecer espacios de vinculación e integración concretos con la comunidad. El programa Vía Compartida que impulsamos como empresa nos ha permitido en conjunto con la comunidad, rescatar, hermosear y generar sentido de pertenencia con los entornos y espacios aledaños a las vías del tren. Hoy Vía Compartida lo hemos puesto andar en Calama y vamos por más durante este año y los siguientes”, indicó Cristian Vitalich, Encargado de Relacionamiento Comunitario Zona Cordillera de FCAB.

Por su parte, la directora del Liceo B-9, Mirna Ramos Villalobos, complementó que “esta temática responde un plan interno en apoyo a la interculturalidad. Es también un aporte a la comunidad, ya que permite mejorar espacios comunes para los habitantes de Calama”.

Para concretar la obra, FCAB entregó no sólo el material necesario para pintar, sino que además contó con el apoyo de dos muralistas reconocidos de la zona, como lo son María Pérez Andrade y Rodrigo Paredes, artistas que transmitieron su experiencia y orientaron a los jóvenes sobre cómo desarrollar paso a paso el proyecto.

El diseñador gráfico Rodrigo Paredes expresó su satisfacción por la experiencia vivida con los alumnos como una forma de compartir el arte con la comunidad. “Encuentro fantástico que se haya intervenido este espacio público para mejorar la calidad del entorno invitándonos a nosotros y haciendo parte a estos alumnos”, enfatizó Paredes.

El Centro de Alumnos del liceo fue parte clave del acercamiento con FCAB, y no sólo porque permitió la creación del mural, sino por la vinculación social y cara a cara que pudo materializar la actividad. Fernanda Lemus, alumna de segundo medio expresó que “fue lindo participar en una actividad de este tipo, pues será un aporte cultural y permitirá embellecer el entorno”. Asimismo, el alumno de tercero medio, Anderson Aguilera, señaló que “esta actividad es un privilegio pues les permite aportar a la comunidad al contrario de aquellas personas que rayan para estropear el entorno”.

Compartir

About Author

iphonerodrigo