Visto 1102 veces — 04 mayo 2017
Antofagasta es la Segunda Región de Chile Con Mayor Cantidad de Muestras de Células Madre

Actualmente, las células madre de sangre de cordón umbilical se utilizan para el tratamiento de 91 enfermedades relacionadas con la sangre y se están realizando investigaciones y pruebas clínicas para una serie de padecimientos más.

En el mundo, existen más de 450 bancos de este material biológico activos, distribuidos en 98 países. En Chile, el primero y más experto es VidaCel, el cual, desde 2004, se dedica a su procesamiento y criopreservación, con más de 30.000 muestras procesadas.

Los tratamientos con células madre son una realidad en el mundo y parte fundamental de la medicina regenerativa, así como de la búsqueda de soluciones a graves enfermedades. Antofagasta no se desenmarca de esta tendencia y constituye la segunda región del país, después de la Metropolitana, con mayor número de recolección de muestras de células madre, con un total de 2.389 de ellas desde 2005 hasta la fecha, según VidaCel.

La tendencia a nivel mundial es la criopreservación de este material biológico. En total, existen más de 450 bancos de células madre activos distribuidos en 98 países. En Chile, el primero y más experto es VidaCel, el cual, desde 2004, se dedica a su procesamiento y criopreservación, con más de 30.000 muestras almacenadas.

Certificado por la Seremi de Salud, VidaCel es el único en el país que cuenta con un banco de acceso público de células madre, el cual ha proporcionado nueve muestras para la realización de ocho trasplantes exitosos, la mayoría de ellos en el Hospital Clínico de la Universidad Católica. Esto lo posiciona como el único banco chileno, y uno de los pocos en Latinoamérica en tener este logro, salvando la vida de chilenos afectados con distintos tipos de leucemias y anemias.

Gracias a este proceso, las personas podrán acceder a los tratamientos de 91 enfermedades relacionadas con la sangre que han sido comprobados científicamente en la actualidad, como leucemias, anemias, linfomas y algunos desórdenes inmunológicos”, explicó la matrona y Gerente de Operaciones de VidaCel, Fernanda Ross, quien entre el 3 y el 5 de mayo se encontrará en Antofagasta con el objetivo de dar a conocer los beneficios de las células madre.

A los tratamientos nombrados por Ross, se suman diversas terapias que se encuentran en etapa de investigación y/o pruebas clínicas en prestigiosas universidades y centros de investigación del mundo, que buscan encontrar una solución a enfermedades cardiacas, autoinmunes y degenerativas, y a la diabetes, entre otras.

Según datos de Worldwide Network for Blood and Marrow Transplantation (WBMT), a 2012 se había efectuado un millón de trasplantes con células madre en el mundo, cifra que continúa creciendo exponencialmente, mejorando cada vez más la expectativa de vida de las personas.

Para el gerente general y director médico de VidaCel, Dr. Alejandro Guiloff, la criopreservación de células madre “es una oportunidad única para que las familias cuenten con un importante respaldo que podría ser de utilidad para tratar distintas enfermedades tanto en el presente como en el futuro. La proyección es que con el tiempo se validen cada vez más tratamientos, permitiendo ofrecer una solución a diversas patologías”.

Extracción de células madre

La extracción de células madre de la sangre de cordón umbilical es un proceso fácil e inocuo tanto para la madre como para el hijo, y no toma más de un minuto desde que se corta el cordón.

La fuente más pura y rica para obtener este material biológico es el cordón umbilical, tanto de su tejido como de la sangre. Esto se explica porque no ha sufrido el proceso de envejecimiento celular por el paso del tiempo, por lo que el nacimiento es la mejor oportunidad para guardar las células madre en su estado más virgen.

“La extracción de células madre al momento de nacer permite obtener un material biológico de mejor calidad, en mayor cantidad y con el mayor poder regenerativo.

Artículos Relacionados

Compartir

(0) Comentarios

Los comentarios están cerrados.