POLICIALVisto 2095 veces — 11 marzo 2019

Fuente de soda era la fachada para la comercialización de licores. Contaba con una puerta secreta simulando una pared, que se activaba de forma remota.

Nuevamente los locales nocturnos del centro de Antofagasta, fueron fiscalizados por la Gobernadora de Antofagasta, Katherine López Rivera, junto a funcionarios de Impuestos Internos (SII), Dirección del Trabajo (DT), Seremi de Salud, Carabineros y Policía Internacional de la PDI.

Con respecto al alcance de este operativo, la Gobernadora Katherine López, explicó que “nuevamente hemos salido al centro de Antofagasta, dentro del plan La seguridad la hacemos todos, porque fue un compromiso que hicimos como gobierno del Presidente Sebastián Piñera, que vamos a devolver a toda la ciudadanía y a las familias, los espacios públicos. Hoy junto a las policías y los servicios públicos, hemos coordinado todos nuestros esfuerzos y atribuciones y los resultados han sido muy positivos, porque hemos encontrado algunos locales que si están cumpliendo con la normativa exigida, pero también hay locales que no han entendido que como autoridades vamos a fiscalizarlos, porque nos interesa que cumplan con la ley. Junto con la comisión de alcoholes de Carabineros, hemos desbaratado un clandestino, que si bien ha funcionado por algún tiempo, estábamos tras sus pasos, por lo tanto no vamos a dejar que sigan funcionando de esta manera, porque todos tienen que funcionar de acuerdo a lo que la ley establece”.

Uno de los primeros locales que fueron controlados por la autoridad fue el night club “Molino Rojo”, que no presentó ninguna deficiencia, debido a que contaba con toda su documentación en regla. Además el SII, Trabajo, Salud y la PDI, realizaron las inspecciones y controles respectivos sin encontrar mayores inconvenientes.

PROHIBICIÓN DE FUNCIONAMIENTO

En el caso del segundo night club, “Palacio de Muñecas” ex Broadway, presentó una serie de irregularidades y deficiencias sanitarias que ponen en riesgo la salud e integridad física de quienes trabajan en el lugar, como de los propios clientes. Presencia de orina, preservativos, vectores y problemas en sus instalaciones, concluyeron por declarar la prohibición de funcionamiento por parte de la Seremi de Salud. Así mismo, la Dirección del Trabajo, detectó irregularidades en el registro, firma y contrato de las trabajadoras, ante lo cual el representante legal quedó citado al servicio para aclarar las irregularidades. Lo mismo ocurrió con Impuestos Internos, quien determinó que el contribuyente, se encuentra operando con un rut diferente al establecido en el sistema de pago a través de tarjetas.

Funcionarios de la Seremi de Salud, además fiscalizaron la fuente de soda “Borojo” ubicada al ingreso del night club, donde se procedió a su control y revisión, también declarándola con prohibición de funcionamiento, por considerarla un riesgo inminente para la salud de las personas. En el local se detectaron irregularidades en las condiciones sanitarias de las instalaciones, contaminación cruzada, mal manejo y deficiente almacenamiento y procesamiento de los alimentos.

En el marco del Programa Nacional de Fiscalización a Extranjeros que desarrolla la PDI de Antofagasta, el Comisario de Migraciones y Policía Internacional, Manuel González, explicó que junto a la gobernación y los servicios públicos, “realizamos una fiscalización a locales ubicados en el centro de la ciudad, en el cual se realizaron 35 controles migratorios, de las cuales cinco personas, no contaban con la autorización respectiva para desarrollar labores remuneradas. Estas personas serán denunciadas ante la Intendencia Regional, quien posteriormente aplicará las multas que corresponden y que podrían llegar hasta la expulsión, por no contar con los requisitos exigidos para estar en nuestro país”.

CLANDESTINO DE ALCOHOL

Tras diversas denuncias que habían hecho llegar los propios vecinos a la Gobernación de Antofagasta, se fiscalizó la Fuente de Soda “La Picá del Gordito”, ubicada en Condell al llegar a Riquelme, donde se procedió al control de identidad del cocinero y quien al ser acompañado por funcionarios de la PDI y Carabineros a la vivienda colindante a buscar su documentación, se percataron de una ventana que daba al interior del local comercial, donde en su interior se pudo comprobar la existencia de una gran cantidad de alcohol dispuestos en coolers.

Esta fuente de soda era sólo la fachada para la comercialización de licores y cervezas para los clientes donde el sector del baño, contaba con una puerta secreta simulando una pared, cuya chapa se activaba de forma remota. De esta forma quedó al descubierto la venta ilegal de alcohol. Tras la revisión del lugar por parte de la Comisión de Alcoholes de la Prefectura de Carabineros de Antofagasta, se cursó una infracción al dueño del local, además de dejarlo citado al Juzgado de Policía Local de Antofagasta por expender bebida alcohólicas sin contar con la patente respectiva e infracción a la ley.

Así lo dio a conocer el Jefe de la Comisión de Alcoholes de la Prefectura de Carabineros de Antofagasta, Subteniente Israel Carvajal. “Se procedió a la fiscalización con los servicios públicos y se logró detectar el expendio de bebidas alcohólicas de manera clandestina, por lo cual la persona quedó citada al juzgado y se procedió al decomiso de las bebidas alcohólicas”.

El subteniente Carvajal, dispuso del traslado de lo incautado directamente a la prefectura, donde se certificó la existencia de más de 1.640 botellas de alcohol, entre cervezas de diversas marcas y sabores; whisky, vodka, tequila, pisco, ron y vino. Así mismo, este local también fue controlado por la Seremi de Salud, quien decretó la prohibición de funcionamiento, por la gran cantidad de irregularidades sanitarias, deficiencias en sus instalaciones y mal manejo de los alimentos que se comercializan.

 

Compartir

About Author

iphonerodrigo