EMPRESASVisto 775 veces — 07 enero 2021

Por Gina Caprioglio R.Gerente de Asuntos Corporativos de Empresa Portuaria Antofagasta.

Estamos en una era importante en la historia de la humanidad. El cambio climático es una realidad que está frente a nosotros y nos está dando duras lecciones que pareciera aún no asumimos como habitantes de este planeta.

Según estudios del 2019, realizado por las universidades de Valparaíso, Playa Ancha, Católica de Valparaíso y Católica del Maule, en conjunto con los centros de investigación medioambiental Cigiden, Costa-R y el Centro de Cambio Global UC, se estimó que más de 15 mil kilómetros cuadrados (km2) de territorio nacional, podría sufrir diversos fenómenos marinos, como inundaciones, trombas, pérdida del litoral por erosión, entre otros, debido al cambio climático, destacando de estos, 103 km2 a nivel regional, considerando las comunas de Antofagasta, Tocopilla, Mejillones y Taltal, con un total de 11 mil habitantes.

Cifras preocupantes para la región y donde se busca revertir en parte con la implementación del Proyecto de Ley Marco de Cambio Climático, que se encuentra en pleno proceso de discusión legislativa en el senado desde el 2020 y que podrá establecer las principales metas para lograr la carbono neutralidad de Chile al 2050, como también establecer objetivos y metas de adaptación frente a los impactos del cambio climático.

En Puerto Antofagasta estamos conscientes de los desafíos que nos genera el cambio climático y su impacto en las actividades del puerto. Entendemos que el alcance de esta problemática no es solo local, sino que global y que afecta a toda la costa de Chile. Debido a esto, es que estamos trabajando en conjunto con las autoridades correspondientes, en desarrollar mejoras que incluyen desde procedimientos y protocolos orientados a mejorar la disponibilidad de los sitios de atraque, con el uso de tecnología existente y que esperamos estén disponibles en el 2021, hasta estudios que nos muestren alternativas viables de futuras mejoras en la infraestructura del puerto. Todo esto permitirá disminuir los días de cierre de puerto, de la mano de la seguridad tanto para los trabajadores, así como también para las embarcaciones, lo que repercutirá de manera positiva en la disponibilidad de sus frentes de atraque y así hacer más eficiente el comercio exterior del norte de Chile.

En esta misma línea, recibimos el año pasado la Certificación Huella Chile, reconocimiento que realiza la medición de emisión de gases, a través de la cuantificación de los gases de efecto invernadero, directos e indirectos a nivel organizacional, en conformidad con los requisitos del Programa Huella Chile y la NCh-ISO 14064/2013/1, otorgada por el Ministerio del Medio Ambiente. De esta forma, Puerto de Antofagasta y su concesionaria Antofagasta Terminal Internacional, se suman a diversas entidades portuarias a nivel nacional, que también poseen este sello.

Adicionalmente contamos con el sello EcoPorts, certificación medioambiental del sector portuario europeo que se otorga a las empresas que cumplen con los más altos estándares en su operación y relación con el entorno, convirtiendo a Empresa Portuaria Antofagasta en el primer puerto público de Chile en recibir este sello a nivel nacional.

Puerto Antofagasta continúa desarrollando nuevos proyectos para modernizar sus operaciones de la mano de la mejora de su desempeño ambiental, avanzando hacia un puerto cada vez más amigable y aportando al desarrollo local y de país con una mirada de largo plazo.

 

Compartir

About Author

iphonerodrigo