CRÓNICAVisto 792 veces — 07 diciembre 2017

El Director Regional del SERNAC, Marcelo Miranda, explicó que este fallo confirma que los consumidores tienen derecho a la seguridad en el consumo y en caso de algún problema ocasionado por la falta de profesionalismo, las empresas deben indemnizar a los consumidores.

La Corte de Apelaciones de Antofagasta, tras ratificar un fallo de primera instancia, condenó al Supermercado Unimarc de esta ciudad, a pagar una indemnización de 2 millones 671 mil pesos a un consumidor que sufrió el robo de sus pertenencias que había dejado en el casillero mientras realizada algunas compras.

El hecho ocurrió cuando un consumidor antofagastino concurrió al Supermercado Unimarc, ubicado en la calle José Santos Ossa N° 2350 de la capital regional, el 29 de septiembre del año pasado.

Al ingresar al local, el afectado guardó su mochila en el casillero que el local comercial dispone para esos efectos. En el bolso, tenía dinero que había recibido de un finiquito laboral, su billetera y un audífono que usaba debido a problemas auditivos que padecía. Tras cerrar con llave, se dirigió a comprar los productos que necesitaba.

Luego de realizar las compras, regresó a buscar sus pertenencias, encontrándose con la sorpresa que el casillero había sido forzado. Tras revisar, se dio cuenta que sus cosas no estaban.

Ante esta situación, el consumidor acudió al personal de seguridad, pero como no tuvo mayor respuesta, se dirigió a Carabineros, quienes solicitaron a los encargados de seguridad del recinto revisar las imágenes, detectando que tres desconocidos habían forzado el locker.

Tras realizar el respectivo reclamo, el supermercado no asumió responsabilidad del hecho, por lo que el afectado interpuso su caso ante el SERNAC, organismo que al no encontrar una respuesta positiva, denunció el hecho ante el Primer Juzgado de Policía Local de Antofagasta.

El juez, tras analizar los antecedentes del caso, determinó que la empresa infringió la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores (LPC), al no entregar seguridad en el servicio ofrecido, agregando que no resulta atendible que “estando los lockers dentro del local y a metros del guardia, hayan sido forzados, doblando el fierro”, como se acreditó mediante fotografías.

Ante esta situación, el tribunal de primera instancia condenó al Supermercado Unimarc al pago de una indemnización al consumidor de $671.000 por daño directo, y a $2.000.000 por concepto de daño moral, esto es, por las molestias sufridas. Además, le aplicó una multa de 15 U.T.M., esto es, alrededor de $700 mil.

Posteriormente, el caso fue revisado por la Corte de Apelaciones de Antofagasta, tribunal que confirmó el fallo de primera instancia, agregando que los dispositivos de seguridad de la empresa fueron “manifiestamente ineficientes para evitar el delito”.

El Director Regional del SERNAC, Marcelo Miranda, valoró esta sentencia, y explicó que este fallo ratifica una vez más que los consumidores tienen derecho a realizar sus compras en forma segura.

Además, este fallo confirma que el deber de profesionalidad de las empresas no sólo se extiende a su obligación principal, sino también a las labores accesorias, entre las cuales se cuenta la seguridad e integridad, tanto de los consumidores como de sus especies, cerró la autoridad regional.

Compartir

About Author

iphonerodrigo