EDUCACIÓNVisto 1054 veces — 09 enero 2019

“Siempre lo dijimos y no nos escucharon. El Sistema de Admisión Escolar (SAE) es discriminatorio y provoca que las preferencias y sueños de cientos de familias de la región queden al azar en desmedro del mérito personal”.

Así respondió el presidente de la Coordinadora de Colegios Subvencionados del Norte (Copanor), Jorge Lawrence, a la compleja situación que viven más de 2 mil estudiantes antofagastinos, quienes no tienen cupo para la continuidad de sus estudios debido a este sistema.

Lawrence recordó que el año pasado advirtieron la situación a las autoridades de gobierno sobre las complejidades que significa dejar a la “tómbola” el destino de los alumnos y que ahora tiene cientos de “victimas”.
“Las matrículas no pueden quedar al azar, porque al final los únicos perjudicados son los niños y sus familias. Ahora estamos viendo los resultados… Los padres y apoderados, como tantas veces lo dijimos, perdieron la libertad de elegir dónde estudiarán sus hijos, convirtiéndolos en prisioneros de la tómbola”, aseguró.

MOLESTIA

El representante de la entidad dijo además que cientos de alumnos quedaron en colegios que no deseaban, donde en muchos casos deberán atravesar o recorrer toda la ciudad para cumplir con sus obligaciones escolares, haciendo más complejo el tema.

Esto, a juicio de Copanor, provocará una serie de trastornos en las familias, lo que ya originó molestia y disconformidad entre padres y apoderados, quienes están viviendo un verdadero drama debido a esta situación.

“Con la educación de los hijos no se juega y eso lo hemos dicho hasta el cansancio, pero no nos han escucharon y aquí están las consecuencias”, reiteraron desde Copanor.

 

Compartir

About Author

iphonerodrigo