CRÓNICAVisto 1248 veces — 29 noviembre 2019

Con mucha desazón nos enteramos del despido arbitrario de tres periodistas y un diseñador grafico que prestaban servicios en EL MERCURIO DE CALAMA, utilizando el desgastado artículo “necesidades de la organización” por parte de la empresa periodística El Norte S.A.

Como gremio solidarizamos con Elizabeth Pérez, Wilson Alfaro, Willy Briceño y Juan Berríos, quienes recién hoy fueron avisados de su desvinculación de la empresa, contraviniendo el RESPETO y la DIGNIDAD que se espera con las personas; conceptos que hoy tanto se discuten en el país pero que nuevamente no se hace verbo en el caso de su empleador.

Doblemente se lamenta la salida de la y los colegas pues conocemos su comprobada CAPACIDAD ÉTICA, SU COMPROMISO Y EL PROFESIONALISMO demostrado en el ejercicio del periodismo que, además, fue puesto a prueba durante las movilizaciones que se viven en las calles de Calama, arriesgando incluso su integridad física y haciendo turnos en horarios fuera de su jornada laboral, simplemente por vocación y porque aman y siguen creyendo en el aporte social de nuestra profesión.

Como gremio nos alerta sobre el trabajo que debemos realizar para que el impacto sea el mínimo cada vez que ocurra este tipo de situaciones, de manera tal que los profesionales de las comunicaciones puedan contar con alguna mutualidad, algún seguro o un medio alternativo que les permita sobrevivir en tiempos difíciles o mantenerse vigente mientras vuelven a recuperar la necesaria estabilidad laboral, para el BIEN PERSONAL Y EL DE SUS FAMILIAS.

Por lo pronto, reiteramos nuestra solidaridad con cada uno de ellos, y quedamos a su completa disposición para acompañarlos en las ACCIONES QUE SEAN NECESARIAS para sobrellevar este complejo momento personal, profesional y familiar.

Compartir

About Author

iphonerodrigo