CRÓNICAVisto 2773 veces — 15 mayo 2022

Participaron escuelas, colegios que se trasladaron a Calama, agrupaciones de Chuquicamata y autoridades regionales y locales.

El segundo día de celebración del aniversario de los 107 años de Chuquicamata, estuvo marcado por el tradicional desfile cívico militar, donde participaron escuelas y colegios que se trasladaron a Calama, el Batallón de Ingenieros Atacama, además de agrupaciones de amigos y ex habitantes de Chuquicamata.

Una jornada para brindar honor a la historia y conservar el patrimonio, lo que permite avanzar hacia el futuro para que las nuevas generaciones conozcan las vivencias de miles de personas que nacieron, crecieron y se desarrollaron en el campamento y en las operaciones de este yacimiento.

Para el alcalde de Calama, Eliecer Chamorro, “lo más importante es el patrimonio, a través de nuestras agrupaciones de las familias de Chuquicamata, creo que es lo más relevante. Ellos han podido liderar y han puesto sobre la mesa la importancia que tiene familia chuquicamatina y eso es muy relevante y el desafío. Este acto simbólico del desfile donde hubo mucha emotividad, el solo hecho de ver a la escuela industrial, con nuestras personas mayores que doblaban sus rodillas hasta arriba es un ejemplo de que quieren mantener con fuerza este patrimonio”

Para las y los chuquicamatinos que visitaron el campamento durante esta conmemoración, es un momento nostálgico para recordar la vida que forjó en el campamento. Carlos Briceño comentó que “habité aquí, con mi señora y mis hijos, hace 14 años que bajamos a Calama. El año 80 llegué a trabajar a Chuqui. Es bonito estar acá porque esto se celebraba todos los años, antes de la pandemia”.

Así también, Génesis Núñez, nacida en Chuquicamata comentó que “da alegría ver esto, que venga harta gente y recuerde como era esto antes”. Por su parte, María Ávila, quien también volvió a recorrer el campamento dijo que, “yo soy nacida y criada en Chuqui, yo siempre lo llevo en el corazón, me alegro mucho que todavía haya instituciones que desfilen, el Ansco, la escuela 22, el Colegio Chuqui”.

Gracias a la memoria colectiva y al trabajo que Codelco desarrolla de manera conjunta con las agrupaciones de ex habitantes de Chuquicamata, para que las familias, ex habitantes y turistas puedan volver a recorrer las calles del campamento y con ello, seguir aportando a preservar, rescatar y poner en valor este invaluable patrimonio.

Compartir

About Author

iphonerodrigo