CRÓNICAVisto 830 veces — 13 enero 2021

Este miércoles 13 de enero conmemoramos el 140 aniversario de la Batalla de Chorrillos y el Día del Veterano de la Guerra del Pacífico. Estos cinco días acompáñanos en nuestras redes sociales para que conozcas toda la historia de esos bravos soldados que no dudaron en arriesgarlo todo por nuestra Patria.

En 1926, 42 años después del fin de la Guerra del pacifico, se fijó el 13 de enero como Día de los Veteranos, con el objetivo de aliviar la precaria situación de los antiguos soldados que defendieron a Chile durante la contienda, realizándose colectas públicas para hacer más llevaderos los últimos años de estos servidores de Chile, que en muchos casos regresaron mutilados, enfermos o ciegos.

Cómo se conmemoraba el día del Veterano

“La Patria es la Patria, y ante el deber de defenderla se debe despojar de todo interés, incluso de la propia existencia”. Con esa frase los Veteranos del 79 de Valparaíso dieron un discurso al Presidente Arturo Alessandri Palma, expresando por qué ellos habían ido a la guerra vistiendo el uniforme del Ejército y de la Armada de Chile, que tantas glorias entregó al país.

Era necesario volver a retribuir el agradecimiento, pero también, había que rememorar las hazañas de parte de sus propios protagonistas. Es así como el Boletín Oficial del 18 de diciembre de 1926, publicó que cada 13 de enero, fecha en que se conmemoraba la Batalla de “Chorrillos”, se celebraría a nivel nacional “El Día del Veterano”. De esta manera se conmemorarían los hechos históricos que se desarrollaron en la guerra de 1879, además de rendir un merecido homenaje a estos valientes soldados.

Desde esa fecha y hasta la década de los 60, se dio realce en todo Chile a los viejos servidores de la Patria, cuyas actividades comenzaban a las 8:00 de la mañana con el izamiento del Pabellón Nacional, para posteriormente realizar una serie de celebraciones que incluían ceremonias, romerías a mausoleos de veteranos, actividades de camaradería y desfiles recordando así las glorias de antaño.

Hacia el año 1944, la celebración comenzó a tener mayor auge y, aunque quedaban muy pocos sobrevivientes de la guerra, los actos se concentraban mayormente en las ciudades de Santiago y Valparaíso.

A primera hora, en la ciudad puerto se izaba el pabellón nacional en las distintas reparticiones de la Armada y en el Regimiento de Infantería N° 2 “Maipo”, al igual que en la Sociedad de Veteranos del 79, de dicha ciudad.

Quizás ya la salud de estos viejos soldados estaba deteriorada. Numerosas canas cubrían sus cabellos y sus rostros ya demostraban el pasar de los años, pero allí estaban, vistiendo gallardamente sus uniformes, incluso con sus medallas, para volver a emocionarse con los triunfos de la guerra, pero también para llorar la partida de un amigo en tierras nortinas.

Pasadas las 10:00 de la mañana, autoridades, familiares y público en general, acompañaban a los Veteranos a una romería en el Mausoleo de la Guarnición Militar en el Cementerio N° 3 de Playa Ancha de Valparaíso, lugar donde se realizaban discursos patrióticos que recordaban la importancia de quienes fueron protagonistas de la Guerra del Pacífico.

Posteriormente, se dirigían al Monumento a los Héroes de Iquique y Punta Gruesa en la Plaza Sotomayor, donde después de una ceremonia al son del himno de Yungay interpretado por la banda del Regimiento “Maipo”, se depositaban ofrendas florales y se realizaba el desfile en honor a los “Viejos Tercios” del 79.

Una vez terminado el desfile, se trasladaban hasta la Cripta del Comandante Eleuterio Ramírez, lugar en el cual se rendía un homenaje a él y a las tropas del 2º de Línea para efectuarse, posteriormente, un almuerzo en el Casino de Suboficiales donde se reunía el “Maipo de Ayer y de Hoy”. Finalmente, las actividades del “Día del Veterano” culminaban en la Sociedad de Veteranos del 79.

“Los pueblos viven mientras sus hijos saben afrontar con gloria y heroísmo la defensa de la patria, y viven también, mientras saben rendir culto a los salvadores de la libertad y soberanía”, Marcial Drago Ramírez, Diario La Hora, enero de 1944.

Compartir

About Author

iphonerodrigo