POLÍTICAVisto 1815 veces — 31 julio 2017

Parlamentaria busca promover que trabajadores de faenas que cumplen este tipo de turnos, vivan junto a sus familias en la región en que laboran. De esta forma argumenta el proyecto “no solamente permite que las ciudades disfruten de los gastos que ellos realizan en su diario vivir, sino que en muchos casos se ven reforzados los ingresos por impuestos territoriales”

La diputada de Renovación Nacional por Antofagasta, Paulina Núñez, ingresó un proyecto del ley que busca terminar con los denominados “trabajadores conmutados”, es decir, de aquellos que trabajan en una determinada comuna, pero viven en otra muy lejana a aquella en donde desempeña su trabajo.

De esta forma, la parlamentaria propone que en el caso de los turnos de 7 o más días, sea la Dirección del Trabajo la que autorice la jornada laboral especial, “sólo cuando el trabajador acredite que tanto él como su cónyuge o conviviente, tengan residencia en la región donde ejecuta su trabajo”. Condición que no regirá si el trabajador se encuentra separado de su conviviente civil.

Consultada sobre los motivos que la impulsaron a presentar la iniciativa, la legisladora señaló: “Con este proyecto busco que empecemos a discutir en el Congreso qué región queremos: una de tránsito o una para vivir, y por lo tanto una con mejor educación, con salud y espacios públicos abiertos para las familias”.

Y agregó que: “muchas veces hemos escuchado que los recursos que produce nuestra región no se quedan en la zona. Lo más preocupante es que los trabajadores de turnos mineros de jornadas excepcionales de trabajo, por ejemplo un 7×7 , tampoco se quedan en la zona, y con ellos lo más valioso, sus familias…Cuando una persona que trabaja en nuestra región, vive también en nuestra región, la cuida, la protege y aporta a que día a día crezca, porque allí también crecerán sus hijos”.

“Es la Dirección del Trabajo quien ratifica este tipo de jornadas. Por eso, y entendiendo que la discusión parte ahora y entre todos debemos sacar adelante una buena ley, siempre perfectible, modificable, mejorable. Queremos una que regule entre los requisitos el que el trabajador debe vivir en nuestra región”, subrayó más tarde.

“Por eso, -continuó-, nuestro proyecto contempla un Artículo Único que indica que las jornadas que sean de 7 o más días, sólo podrán autorizarse cuando el trabajador acredite que tanto él como su cónyuge o conviviente civil cuando lo hubiere, tengan residencia en la región donde se realiza la ejecución del trabajo”.

“Este es el inicio de una necesidad que hemos visto transversalmente en nuestra región, y esta decisión tenemos que modificarla por ley. Es verdad que todos debemos trabajar para que una región invite, que no se requiera de una ley, pero también es cierto que estos turnos mineros no solamente atentan contra el crecimiento y desarrollo de nuestra región, sino también contra las propias familias de los trabajadores y eso tenemos que entenderlo”, concluyó la parlamentaria

Compartir

About Author

iphonerodrigo