CRÓNICAVisto 2067 veces — 24 mayo 2019

El bus eléctrico para el transporte público que circulará por Antofagasta, de marca BYD, no tiene impacto en cuanto a emisiones contaminantes y además constituye una alternativa más económica en su operación. Su costo por kilómetro es de $70, versus los $300 que cuesta un kilómetro de un bus diésel convencional.

Los habitantes de Antofagasta comenzarán a vivir la experiencia de la movilidad eléctrica en primera persona. Esta mañana, Enel X junto a la Intendencia regional, presentaron el primer bus para el transporte público 100% eléctrico de la Región de Antofagasta, que contará con un recorrido por distintos puntos de la ciudad, donde las personas tendrán la posibilidad de trasladarse en un medio de transporte con tecnología no contaminante y amigable con el medioambiente.

La actividad que se llevó a cabo en el frontis de la Intendencia Regional, lugar emblemático de la ciudad, contó con la presencia del intendente de Antofagasta, Marco Antonio Díaz; Claudio Inzunza, gerente de Negocios, Empresas y Gobierno de Enel X; Tamara Berríos, country manager de BYD Chile; Mauricio Funes, jefe Nacional de Electromovilidad del Ministerio de Transportes; Aldo Erazo, Seremi de Energía y Álvaro Restuccia, Vicerrector de Investigación y Post Grado de la Universidad de Antofagasta (UA).

El primer bus eléctrico que llegó a la región es marca BYD y su objetivo estará centrado en prestar un servicio comunitario, ya que será destinado principalmente para el uso de los adultos mayores, facilitando traslados totalmente gratuitos para estos vecinos y vecinas de Antofagasta. Asimismo, está considerado que en horarios nocturnos el autobús realice recorridos de acercamiento desde el Campus Coloso de la UA hasta el Parque Japonés, apoyando a los estudiantes en el retorno a sus hogares.

El moderno bus, que cuenta con comodidades como aire acondicionado, Wi-Fi y puntos de recarga para dispositivos móviles, llegó a la región de Antofagasta, gracias a las gestiones del Seremi de Energía, quien coordinó un trabajo público-privado y academia entre la empresa Enel X y la Universidad de Antofagasta, obteniendo como resultado el inicio de la movilidad eléctrica pública en la Región de Antofagasta.

Al respecto el intendente de Antofagasta, Marco Antonio Díaz, señaló que “con este lanzamiento, estamos dando el inicio a una nueva era. No solo buscamos mayor comodidad para los pasajeros cuando hablamos de mejorar el transporte público, también nuestro objetivo es que el medio ambiente se vea beneficiado con las mejoras que realizamos con las nuevas tecnologías que implementamos, es un compromiso del Presidente Sebastián Piñera y es el compromiso que tenemos como gobierno en todo ámbito. Este es el verdadero camino al desarrollo que han implementado en otros países y hoy ya es una realidad en Antofagasta”.

En este sentido el titular regional de Energía destacó la importancia de lograr dar el puntapié inicial a la movilidad eléctrica en la región, señalando que “la electromovilidad llegó para quedarse en nuestra región y el país, es una decisión del Gobierno, a través de la Ruta Energética 2018-2022 de aumentar en 10 veces, al menos, la dotación de vehículos eléctricos durante estos cuatro años de gobierno, por eso, es importante generar este tipo de alianzas con empresas como Enel X y la academia como la UA, la que nos permiten dar estos primeros pasos y avanzar en pilotajes como estos, orientados a realizar significativos estudios relacionadas a la ubicación de los puntos de cargas; infraestructura que necesita la ciudad; las baterías; autonomías; recorridos entre otros, lo que contribuye a proyectar el desarrollo de la electromovilidad y la tecnología en la ciudad”.

El punto de carga del bus o “electrolinera” será instalado en la Universidad de Antofagasta, de manera que además pueda ser utilizado con fines académicos. Enel X Chile está trabajando para garantizar que la movilidad eléctrica vaya acompañada de una adecuada infraestructura eficiente e inteligente, incorporando un sistema de gestión de carga. Dentro del plan nacional de infraestructura de carga están considerados 60 cargadores para la Región de Antofagasta, los cuales tendrán un despliegue en distintos puntos de la ciudad y sus principales rutas de acceso.

“Queremos ser parte de la solución de temas relevantes como la descontaminación de las ciudades, impulsando decididamente la movilidad eléctrica en Chile, basada en una energía limpia y de menor precio en comparación a otros combustibles. Hoy hemos puesto a disposición de las autoridades de la Región de Antofagasta nuestra experiencia e infraestructura para la puesta en funcionamiento del primer bus eléctrico de la segunda región, con el objetivo que sus habitantes puedan vivir la experiencia de trasladarse en un medio de transporte 100% limpio, eficiente y libre de emisiones”, explicó Claudio Inzunza, Gerente de Negocios, Empresas y Gobierno Enel X.

“Como BYD seguimos avanzando en la cruzada de la electromovilidad en Chile. Estamos seguros de que este camino iniciado de la mano de Enel hace ya 5 años, les permitirá a nuestras ciudades tener un aire más limpio y un sistema de transporte del cual enorgullecerse. Esperamos que con esta iniciativa Antofagasta lidere esta revolución tecnológica en el norte de Chile”, explicó Tamara Berríos, Country Manager BYD Chile.

Enel X se ha convertido en el principal impulsor de la movilidad eléctrica en Chile, basada en una energía 100% limpia y de menor precio en comparación con los otros combustibles, que además es una solución real para contribuir a descontaminar las ciudades del país.

Enel X espera consolidar su presencia en la Región de Antofagasta. Es por eso que la incorporación de este bus eléctrico y su respectiva infraestructura de carga permitan poner a prueba la tecnología para aumentar la cantidad de buses eléctricos a la región otorgando un beneficio social y medioambiental a sus habitantes

Operación del bus 100% eléctrico

El bus eléctrico que circulará por Antofagasta es marca BYD, el cual no tiene impacto en cuanto a emisiones contaminantes y además constituye una alternativa más económica en su operación.

Sus costos operacionales se reducen en un 70% con respecto a los de buses convencionales diésel, debido a la reducción de aceites y piezas. Se suma también el bajo costo por kilómetro, que se reduce a 70 pesos, versus los 300 pesos que cuesta el kilómetro de un bus diésel.

Otra ventaja relevante para los usuarios es el bajo nivel de ruido, tanto al interior del bus como en sus desplazamientos, siendo amigable para el tránsito en zonas altamente pobladas.

Además, el cargador es de 70 KW capaz de cargar el bus de 0% a 100% en 4 horas, y con una carga de 100% es capaz de recorrer 250 kilómetros.

Red de “Electrolineras”

Para que la movilidad eléctrica pueda ser una realidad, se requiere de la infraestructura eléctrica necesaria para proveer de energía a estos vehículos, la que opera en formatos rápidos o lentos, tanto públicos como privados. Actualmente en Chile existen alrededor de 60 estaciones de recarga públicas (electrolineras) en distintas zonas del país.

Compartir

About Author

iphonerodrigo