EDUCACIÓNVisto 749 veces — 12 enero 2020

Proyecto contó con el respaldo del PAR Explora Antofagasta, ejecutado en la región por la Universidad Católica del Norte

Estudiantes de séptimo básico de la Escuela Arturo Pérez Canto, D-133, de María Elena, en la región de Antofagasta, desarrollaron un dispositivo para limpiar los paneles fotovoltaicos de las luminarias públicas de esa localidad, las cuales han disminuido su desempeño por causa del polvo existente en el lugar.

El dispositivo es el resultado de una Investigación Científica Escolar (ICE) denominada “Limpiador de paneles solares, Power Sun”, cuyo objetivo fue crear un sistema con materiales reciclados, que utiliza energías renovables, con el fin de solucionar la problemática que afecta a las familias pampinas.

El proyecto –que cuenta con el respaldo del PAR Explora Antofagasta, ejecutado por la Universidad Católica del Norte (UCN)- forma parte de una iniciativa en línea con una región donde se han instalado grandes plantas solares, y que motivó a docentes de establecimientos educacionales de la zona a promover el interés de alumnos y alumnas en estudiar y realizar proyectos acordes a esa temática.

“Nuestro proyecto se enfocó en la limpieza de los paneles fotovoltaicos de los postes que se alimentan a través de energía solar, ya que tenemos un gran problema cuando se ensucian. Las luminarias dejan de funcionar y es muy caro limpiar los paneles, porque se requiere un camión grúa con personal especializado. Todo esto se ve frecuentemente en las calles de María Elena y en las carreteras”, explica Belén Guzmán, estudiante de la Escuela Arturo Pérez Canto.

Su compañera, Militza Neetle, añade que otra de las razones por las que decidieron desarrollar la iniciativa, obedece a que en María Elena tienen energía solar durante todo el año. “Contamos con esta materia prima durante todo el año, incluso en el invierno, y se trata de una energía limpia y renovable que cuida el medio ambiente”, detalla.

“También decidimos desarrollar este proyecto en energía solar para ayudar a evitar el calentamiento global, porque es limpia y renovable”, puntualiza con entusiasmo la alumna, Daniela Quijada.
La profesora de la Escuela Arturo Pérez Canto y guía de las estudiantes en el proyecto, Marta Echeverría, comentó que es fundamental que estudiantes de María Elena y de la región de Antofagasta profundicen en la temática de la energía solar, puesto que deben entender y aprender sobre la utilización de las energías renovables.

DESARROLLO Y ASESORÍA

Para desarrollar Power Sun, el equipo contó la asesoría del Dr. Javier Quispe, académico del Departamento de Ingeniería Química de la UCN, quien ayudó principalmente en temas de robótica. “Les hice algunas sugerencias para mejorar la inyección de agua y el sistema de agarre de los servo limpiadores, que comprende un riel que se monta encima del panel fotovoltaico que se limpiará y que permite que la limpieza se ejecute bajo un ciclo”, explicó el asesor científico.

Agregó que en la comuna hay muchas luminarias que utilizan paneles fotovoltaicos y la mayoría están sin uso o dados de baja porque no tienen la capacidad de ser limpiados. El polvo, que es común en la zona, cubre los paneles fotovoltaicos con una capa que impide la captura de la energía solar para poder almacenarse en las baterías.

El académico detalla que el prototipo desarrollado fue en base a materiales reciclados, añadiendo algunos paneles fotovoltaicos para alimentar de energía el movimiento de los motores del sistema de limpieza, que incluye un rodillo y expulsión de un chorro de agua para sacar la capa más profunda de polvo adherida a los paneles fotovoltaicos de las luminarias. Las estudiantes consiguieron limpiar un panel fotovoltaico sucio a nivel de superficie, y ahora se enfrentaron al desafío de hacerlo en altura en un poste del alumbrado público.

El Dr. Quispe quedó sorprendido con el nivel de innovación que presentaron las estudiantes de María Elena, puesto que se trata de niñas de enseñanza básica que desarrollaron un prototipo para atender una necesidad puntual. Además, ellas identificaron un problema que afecta a su comuna y se plantearon cómo resolverlo utilizando la metodología de la investigación.

OTRAS INICIATIVAS ESCOLARES

El interés por el Sol, como fuente de energía en la región, también está reflejada en una segunda iniciativa, llamada “El Sol en el norte grande”, cuyo objetivo fue analizar la influencia socio-laboral y familiar de la implementación de un proyecto de energía solar en la vida de las personas en el norte grande, específicamente en María Elena.

Asimismo, en Antofagasta, “Comunidad y sol”, “Efectos de la radiación solar en nuestro planeta”, “Plantas fotovoltaicas en Antofagasta”, “Bio Solar S 2020”, son otras de las investigaciones científicas escolares desarrolladas por estudiantes de establecimientos educacionales en esa ciudad. En Tocopilla, en tanto, surgieron iniciativas como “Radiación solar en el crecimiento de plantas”, “Sol purificador” y “Efecto de las radiaciones solares en el crecimiento de cultivos hidropónicos en la comuna de Tocopilla”. Mientras que, en Calama, se desarrollaron los proyectos “Sol y la vida ‘flores del desierto’” y “Energía solar ‘construcción de modelo solar’”.

Compartir

About Author

iphonerodrigo