CRÓNICAVisto 691 veces — 10 octubre 2013

Delegación nipona prestó asesoría sobre educación ambiental y desastres naturales.

Un taller destinado a dar a conocer el proyecto “Narradores Ambientales” que se lleva a cabo en la ciudad de Nishinomiya, Japón; así como el trabajo que se realiza en materia de seguridad ciudadana desde la perspectiva paleomedioambiental, desarrollaron expertos nipones en Antofagasta. Se trata de Ogawa Masayoshi de la ONG LEAF y del Dr. TakahashiManabu geólogo y antropólogo de la Universidad de Ritsumeikan de Kyoto, ambos contratados por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), organización gubernamental japonesa cuya función principal es ofrecer asistencia oficial (AOD) a los países en vías de desarrollo.

La jornada de capacitación se concretó gracias al trabajo conjunto que viene desarrollando desde hace varios años la JICA junto al Ministerio del Medio Ambiente y que ha permitido el intercambio de experiencias en materia de educación ambiental y desastres naturales entre profesionales japoneses y chilenos.

Según explicó el seremi del Medio Ambiente, Hugo Thenoux, “la delegación de expertos ha querido compartir con actores relevantes de nuestras ciudad: profesores, historiadores, académicos universitarios, autoridades y otros, el proyecto Narradores que se desarrolla tanto en Japón como en Valdivia, Chile (en nuestro país de manera piloto);  para luego, evaluar la posibilidad de replicarlo en la comuna de Antofagasta”.

La jornada comenzó con la exposición del Dr. Takahashi, quien expuso el tema “Pensar en la seguridad de la sociedad desde la perspectiva paleomedioambiental”. En parte de su  presentación  resaltó la importancia de conocer topográficamente el lugar donde uno vive, una historia que debe abarcar cientos de años atrás. Muchas veces, dijo, conocer su territorio significa salvar su vida.

En tanto, Ogawa Masayoshicompartió que en 1995 la ciudad de Nishinomiya sufrió un gran terremoto, motivando a la ONG LEAF y a otros actores relevantes de ese país, a buscar las experiencias de los sobrevivientes para traspasar el conocimiento a las futuras generaciones. “Lo que nosotros queremos –explicó el experto- es apoyar la educación ambiental incorporando la presencia y manejo de desastres naturales, capacitamos a la gente en esta materia, por eso se ha declarado a Nishinomiya, como la ciudad del aprendizaje del medio ambiente. Así surgió el Proyecto Narradores (llevado a cabo por personas de la tercera edad), el que compartimos a profesionales del Ministerio del Medio Ambiente de Chile. La idea es que podamos vivir juntos incluyendo los desastres naturales. Los ciudadanos deben conocer su historia, su topografía, medioambiente, cultura de la zona, todo. Este proyecto no tiene fines turísticos sino netamente educativos”, puntualizó.

En ese contexto, el Ministerio del Medio Ambiente creó su propio “Proyecto Narradores”, teniendo a la comuna de Valdivia como eje central debido a las características específicas que presenta: terremoto más grande del mundo, ciudadanos presentes en dicho terremoto, municipalidad dentro del sistema de certificación ambiental municipal (SCAM), establecimientos adscritos al Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales (SNCAE), entre otros.

El motor principal,  se encuentra en la tercera edad, quienes se seleccionan para que tengan un relato de  donde viven y cuenten sus vivencias de dicho lugar.

La presentación del proyecto piloto que se está desarrollando en Valdivia estuvo a cargo del Jefe del Departamento de Educación del Ministerio del Medio Ambiente, Rodrigo Oyarzún.

RECORRIDO

Cabe destacar que la delegación nipona realizó junto a autoridades medioambientales y de la Onemi, un recorrido por las zonas de inundación y las vías aluvionales; así como por los lugares dónde se encuentran ubicadas las sirenas de alerta de tsunamis de Antofagasta. Posteriormente, conocieron la geomorfología del sector La Portada y su Museo de la Biodiversidad.

Compartir

About Author

iphonerodrigo