POLICIALVisto 3652 veces — 31 agosto 2013

Inmigrantes trabajando con visas de turista y algunos de ellos, con los documentos vencidos. Multados y expulsados serán las medidas, además de amonestaciones a empleadores que permiten esta práctica.

Nueva fiscalización en Calama, en que se recorrieron 8 recintos de entretención nocturna, dejó como resultado: detección de 16 extranjeros trabajando de forma ilegal, clausura de un local por insalubre, sumarios sanitarios y citación de empleadores.

El recorrido convocó: al Servicio de Impuestos Internos y la Inspección del trabajo, para verificaran los papeles y contratos de cada uno de los recintos evaluados; a la PDI, quienes llegaron con la totalidad de sus efectivos, para hacer un masivo control de pasaportes y documentos de permanencia; el Servicio de Salud, para nuevamente detectar malas prácticas de salubridad; Carabineros para facilitar el trabajo de los fiscalizadores; además, de todos los funcionarios del departamento extranjería y de la Gobernación, encabezados por la máxima autoridad provincial, Lorenza Muñoz.

En los distintos vehículos, llegaron hasta las poblaciones emblemáticas de Calama, para revisar los denominados “Cité”. Residenciales clandestinas, que cobijan a decenas de familias extranjeras. Ahí comenzó el recorrido, detectando en calle Quetena, un recinto cuyas piezas mantienen colonias de peruanos con hacinamiento grave y por supuesto, una pareja completamente ilegal en el país. PDI y el Servicio de Salud, generó las primeras multas.

Locales

Posteriormente, se dio paso a la intensa revisión de 8 recintos, entre salas de cerveza y locales de entretención nocturna, la mayoría ubicados en avenida Grecia y otras en el centro de la ciudad.

“Nos dividimos en grupo, con la clara intención de evitar que entre ellos se avisaran y lo logramos. Detectamos lo que vecinos han denunciado y nuestra presencia, ya esta generando que sobretodo los empleadores tomen conciencia”, especificó la gobernadora, Lorenza Muñoz.

Entre las trabajadoras de los recintos, aparecieron las primeras visas de turistas e incluso, documentos vencidos. La Inspección del trabajo, encontró contratos de irregulares y por supuesto, con cláusulas que no se amoldaba dentro de la norma. Varios empleadores, quedaron citados por esta situación.

A este recorrido asistió, Edgardo Navea, jefe del departamento de Extranjería de Antofagata, quien estuvo durante varios días en Calama, planificando las nuevas medidas que se aplicarán en la región. “Debemos realizar este trabajo, porque tal como lo dijimos, los funcionarios están doblando esfuerzos para mejorar la atención, pero los extranjeros también deben cumplir con su parte y estar en norma. Esta es la primera de muchas y mano dura, como se estableció”, agregó Navea.

Finalmente, se llegó al Night Club “Coco Bongo”, recinto que fue clausurado por insalubridad, inexistente medidas de seguridad y trabajadoras sin sus documentos al día. Ya se había inspeccionado este local con anterioridades, se le dio las facilidades correspondientes y no cumplieron con lo establecido. Se hizo el retiro de los clientes y el inmueble debió suspender inmediatamente sus funciones.

“Siempre estamos realizando estas fiscalizaciones, pero cada vez estamos subiendo la intensidad. Las primeras veces, se hablaba con los empleadores y si cumplían, podían seguir funcionando. Pero como muchos no están haciendo caso, ya se les advirtió y ahora aplicamos mano dura como debe ser. Destacar la operatividad que logramos con la PDI y extranjería Antofagasta, para llegar a estos resultados”, finalizó la gobernadora, Lorenza Muñoz.

En total, 16 extranjeros fueron detectados ilegales en el país. 13 de ellos con visas vencidas y 3 trabajando con visa de trabajo. Esto genera una multa, no se les renovará la documentación, lo que finalmente llevará a la expulsión.

Compartir

About Author

iphonerodrigo