EMPRESASVisto 1360 veces — 27 enero 2020

En específico, la nueva estación –con capacidad inicial de carga para 15 camiones por día-permitirá que los clientes desde Arica a Copiapó reciban el gas natural en forma líquida por carretera, sin estar necesariamente cerca de un punto tradicional de la red.

Con el objetivo de aportar a la transición energética de Chile, GNL Mejillones (GNLM) inauguró una Truck Loading Station (TLS o estación de carga de GNL en camiones cisternas), abriendo las fronteras geográficas para la utilización del Gas Natural en la zona norte del país.

Así la TLS abre una nueva opción, ya que de ahora en más el gas natural puede llegar hasta los puntos de consumo ya sea por la tradicional extensión de gasoductos o, en forma líquida, por camiones-cisterna, dando acceso a esta energía limpia a consumidores desde Arica a Copiapó, sin necesidad de que están cerca de un punto tradicional de la red de gasoductos.

La nueva instalación tiene una capacidad de carga inicial de 15 camiones por día, lo cual corresponde al 10% de la capacidad actual del terminal. La proyección de crecimiento es amplia, ya que el proyecto total considera tres bahías de carga más, pudiendo llegar hasta 60 camiones por día de capacidad en los próximos años.

“En GNLM promovemos el uso del gas natural como fuente de energía limpia, con muy bajas emisiones, con la capacidad de entregar un suministro continuo para la generación eléctrica, para procesos mineros e industriales, y para transporte pesado, a precios realmente competitivos” señaló Gustavo Schettini, gerente general de GNLM.

La nueva estación de carga se enmarca en un plan de inversión macro de US$15 millones que GNLM ha venido desarrollando en los últimos años, con el objetivo de avanzar en eficiencia energética de las instalaciones, junto con un mayor control y confiabilidad de sus procesos.

Gracias a la capacidad del gas natural de sustituir combustibles y reducir emisiones de CO2 en los consumos por hasta 30%, completando este plan se tendrá capacidad para evitar emisiones por hasta 400 mil toneladas de CO2 al año (aprox. 20% de las emisiones directas de CO2 de procesos estacionarios de la industria y minería en el norte). Ello equivale a retirar de circulación unos 130 mil vehículos a combustión. El uso de gas natural en reemplazo de combustibles también reducirá fuertemente las emisiones de contaminantes locales como SO2, NOx y material particulado.

La planta TLS se construyó en tan solo 9 meses, con altos estándares de calidad y seguridad en el desarrollo del proyecto, sin accidentes para unas 100 mil horas trabajadas.

La TLS en un primer inicio contará con dos usuarios de las instalaciones: ENGIE y ENAP. Ya se ha avanzado con consumidores como Glencore, que en su fundición de Alto Norte cuentan con una Planta Satélite de Regasificación para sus procesos que, con tan sólo 35 mil horas de trabajo de construcción y sin accidentes, les permitió avanzar en la conversión de sus procesos a Gas Natural, resultando en un alto grado de rendimiento operativo, financiero y de sustentabilidad para un proceso productivo que hoy puede operar en mayor armonía con el entorno. El mercado se encuentra en desarrollo y otros consumidores industriales y mineros están instalando plantas similares para sumarse a la mejora.

Compartir

About Author

iphonerodrigo