EDUCACIÓNVisto 569 veces — 07 diciembre 2017

Proyecto incorpora un proceso de vinculación con la comunidad para fomentar una conciencia ecológica respecto al cuidado de las áreas verdes y el medio ambiente, ligado a un proceso de traspaso de capacidades para su mantención.

Mejor desempeño, ánimo, aire más limpio y mayor confort son sólo algunos de los beneficios que podrán disfrutar los 800 estudiantes y profesores del Liceo Científico-Humanista La Chimba de Antofagasta, gracias a la innovadora implementación de un Jardín Vertical en el establecimiento.  Esta iniciativa fue desarrollada y ejecutada por Verdical, una empresa de tres jóvenes antofagastinos que vieron una necesidad en la ciudad a partir de las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien recomienda un índice de áreas verdes por persona de 9 mts2/hab, lo que está lejos de alcanzarse en nuestra región, ya que la superficie de áreas verdes por habitante es de 2,3 mts2 (Ministerio de Vivienda, 2014).

Carlos Herrera, director del proyecto, enfatizó en que “uno de los ejes principales de nuestro proyecto es el trabajo junto a la comunidad. Queremos generar conciencia sobre el cuidado y conservación de nuestras áreas verdes. Por ello, quisimos desarrollar un trabajo de co-creación junto a alumnos del Liceo La Chimba de Antofagasta, con el objetivo de que los estudiantes adquieran diversas habilidades y competencias, convirtiéndose en agentes multiplicadores de la iniciativa en sus hogares y la comunidad. Ellos serán los encargados de velar por el cuidado del jardín, identificándose y comprometiéndose con el cuidado de las áreas verdes”.

Parte importante del trabajo realizado en estos 10 mt2 de jardines verticales instalados fue co-ejecutado por la Empresa Paisaje Antofagasta, que está dedicada al desarrollo de áreas verdes en zonas áridas, permitiendo aportar en este proyecto a través de su experiencia en la implementación de técnicas que favorezcan el desarrollo de especies vegetales de larga vida, fácil mantención y alto impacto visual.

“Hoy el Liceo La Chimba contará con 10 metros cuadrados de un jardín vertical, lo que beneficiará directamente a la comunidad escolar, pues está demostrado que la relación persona-naturaleza afecta en su desempeño positivamente, mejorando su predisposición – en este caso al aprendizaje- y a su ambiente en la purificación del aire. Asimismo, da cuenta de la importancia de la vinculación entre el sector público y privado que permite obtener obras con alto impacto social”, precisó Armando Aguilera, Gerente de Estudios y Proyectos de Paisaje Antofagasta.

Esta importante iniciativa no hubiese sido posible sin el cofinanciamiento de CORFO y el apoyo del Comité de Desarrollo Productivo Regionaleste último, una institución descentralizada, parte de la política de Gobierno de la Presidenta de Michelle Bachelet - a través del fondo “Prototipo de Innovación Social”, línea de financiamiento que responde al interés de impulsar técnicas innovadoras que resuelvan problemáticas sociales, ya sean medioambientales, de inmigración, reutilización de agua, entre otros.

“Esto nos enorgullece, porque de esto se trata la innovación social. Ha sido un proceso virtuoso, que se traduce en un producto tangible que es el primer Jardín Vertical de nuestra ciudad y Región, hecho por los alumnos y apoderados y ejecutada por dos empresas regionales. Qué duda cabe de que tener más áreas verdes es para todos una tremenda necesidad, por lo tanto los jóvenes con gran creatividad, en apoyo con esta Corfo descentralizada, que toma decisiones en el territorio, estamos generando iniciativas como esta. Agradecemos al liceo, a la municipalidad, pero sobre todo a aquellos que se involucraron en este jardín haciéndolo realidad, esperando replicarlo en más lugares”.

CARACTERÍSTICAS DEL PROYECTO

El Jardín Vertical instalado en el patio del establecimiento cuenta con plantas adaptadas a climas áridos y especiales para generar macizos verdes, destacándose el uso de cespitosas ornamentales, crasuláceas y lamiaceae (pasto, suculentas y flores).

El proyecto que se desarrolló durante 12 meses, contó con la incorporación de la comunidad educativa a través de charlas y talleres, para promover el cuidado del medio ambiente y enseñar a los alumnos sobre la mantención de los jardines, permitiendo que lo sienta suyo y con ello garantizar la durabilidad del área verde.

Compartir

About Author

iphonerodrigo