EDUCACIÓNVisto 1564 veces — 09 enero 2018

Tokio Atacama Observatory, se encontrará ubicado en el Parque Astronómico Atacama,  a 5.640 metros sobre el nivel del mar, en la cumbre del cerro Chajnantor.

A semanas de la simbólica ceremonia de la primera piedra del Tokyo Atacama Observatory (TAO), en el marco de los eventos conmemorativos que celebran los 120 años de amistad entre Japón y Chile, en la capital nacional, en donde el Dr. Keiichi Onhaka, asistió en representación del Instituto de Astronomía de la Universidad Católica del Norte, se concretan poco a poco los acuerdos de colaboración de la principal casa de estudios del Norte Grande y  la Universidad de Tokio.

En la ocasión el embajador de Japón en Chile, comentó que  “esperamos que este observatorio nos traiga grandes beneficios en la investigación y que, paralelamente, fomente el intercambio de estudiantes entre ambas naciones” puntualizó el embajador Yoshinobu Hiraishi.

Es así como hace pocas semanas, el Instituto de Astronomía UCN, recibió al primer estudiante en práctica de doctorado de la Universidad de Tokio, Tomohiro Mori, con el objetivo de trabajar en el análisis de datos interferométricos del Very Large Telescope Interferometer de Paranal. “Estoy emocionado que pueda trabajar con Keiichi Ohnaka, quién ha logrado mucho en esta área y por la interacción con la gente del instituto por un mes, me gustaría aprender no solo el análisis de los datos de VLTI sino también expandir mi horizonte”, comentó.

Además de la práctica, Tomohiro visitó la “Base Facility” de TAO, zona de alojamiento y operación del telescopio, y asistió a la ceremonia de divulgación en la comunidad local.

El objetivo del observatorio TAO, que estará operativo en 2019, es dilucidar los grandes misterios de la astronomía, como la formación de galaxias y el nacimiento de planetas mediante la observación de ondas invisibles para el ojo humano.

Actualmente, en la cumbre del cerro, está instalado el Mini-TAO, telescopio de un metro de diámetro que es considerado el antecesor del Proyecto TAO. “Después de solo seis meses de operación, éste nos permitió captar, de manera continua y exitosa, nuevas ventanas de observación infrarroja, ayudándonos a confirmar que este lugar posee el mejor ambiente del mundo para este tipo de observación. Por eso hicimos el esfuerzo de instalar un telescopio gigante, a una altura que es excelente para la observación, pero exigente para el cuerpo, la mecánica y la electrónica”, señaló el director del proyecto, Yuzuru Yoshii.

Compartir

About Author

iphonerodrigo