CULTURAVisto 650 veces — 27 noviembre 2017

Esta primera ruta arqueológica se suma a los circuitos patrimoniales, astronómicos y de educación ambiental realizados con anterioridad, y próximamente este tipo de actividades tendrán el carácter de permanente

Fue una larga e intensa jornada educativa impulsada por el municipio a través del programa Antofagasta Joven, con el valioso apoyo científico de la agrupación Caminantes del Desierto, que junto a una treintena de jóvenes se internaron por quebrada El Médano, a 101 kilómetros de la Perla del Norte, para conocer in situ las impresionantes pictografías grabadas en las rocas y farellones de este espacio natural, catalogado como uno de los yacimientos de arte rupestre más notables del Pacífico Sudamericano.

En este lugar se pueden observar más de mil imágenes de siluetas de cetáceos, como el calderón negro, cachalotes y ballenas, además de lobos de mar, peces espada y martillo; rayas, tortugas, guanacos y escenas de individuos a bordo de diminutas balsas, que tienen una data de un milenio y corresponden a una zona indígena de gran importancia científica.

En este sentido, los investigadores Grete Mostny y Hans Niemeyer describen este sitio en su libro “Arte Rupestre Chileno”, catalogando quebrada El Médano como “un inmenso santuario de arte votivo en pro de la buena pesca y sobre todo de la caza feliz de grandes animales marinos y de guanacos”, además, aseguran que estas imágenes trascienden a la simple descripción de su estilo de vida, ya que la representación pictórica de estos animales estaría asociada a un poder mágico.

Aunque quebrada El Médano es conocida por algunos grupos que practican trekking, para la mayoría de los antofagastinos es un espacio recóndito, por esta razón se realizó este Circuito Arqueológico, según explica el Coordinador de Antofagasta Joven, Eduardo Videla, “nuestra intención es que los jóvenes conozcan sitios de significancia, pero desde una mirada educativa, que asimilen la importancia histórica y puedan traspasar estos conocimientos a sus familias, amigos y entorno en general, porque los jóvenes son y deben ser actores relevantes en la protección de estos lugares”.

Esta primera ruta arqueológica se suma a los circuitos patrimoniales, astronómicos y de educación ambiental realizados con anterioridad, y próximamente este tipo de actividades tendrán el carácter de permanente.

Compartir

About Author

iphonerodrigo