CULTURAVisto 853 veces — 31 julio 2017

Magia, teatro, malabarismo, música y circo provenientes de 12 compañías de teatro de Calama, Antofagasta e Iquique dieron vida al Primer Festival de Artes Escénicas Independientes, que demostró a los calameños que el talento local está vivo. La iniciativa gratuita convocó durante dos días a más de 1000 personas y fue organizada por la Compañía loína “Circo Al Lote” con el apoyo de FCAB, en cuyo salón principal se realizaron las presentaciones que una tras otras fueron cautivando a los asistentes.

Manuel Canales, director de la compañía “Circo Al Lote” comentó que la idea de realizar este primer festival nació de la necesidad de “mostrarle al público que hay calidad en el trabajo local y que no es necesario buscar en otras ciudades artistas porque acá en Calama el talento sobra”. También indicó que “la idea fue crear conciencia cultural ya que es necesario que la gente conozca nuestro trabajo, por eso llevamos a cabo este primer festival, en donde se nos unieron artistas de otras regiones y cuyo único objetivo fue alegrar a la gente con el arte más importante de la historia”.

También agradeció a FCAB que desde el año pasado ha estado junto a la compañía en una alianza que para Cristián Vitalic, encargado de Relacionamiento Zona Cordillera de FCAB,  vio sus frutos con una asistencia excepcional. ”Estamos muy contentos por la gran convocatoria que produjo este primer festival, superó nuestras expectativas y seguiremos trabajando como FCAB en la línea de difusión cultural que nos ha permitido realizar importantes actividades gratuitas para la comunidad de Calama”.

En este contexto, el público más agradecido fue el infantil, ya que la primera jornada estuvo dedicada casi exclusivamente a ellos, incluyendo una obra de seguridad vial denominada “Para, mira y escucha” que fue destacada tal como lo indicó Fabiola Palta, Educadora de Párvulos del Jardín Infantil Papelucho. “Lo encontré maravilloso, es algo muy lindo para los niños, ellos se divirtieron y es una iniciativa muy buena para aprender del ferrocarril y así prevenir accidentes”, lo mismo opinó Camila Delgado de cinco años quien se divirtió con la obra y manifestó encantada que “le gustó mucho el tren, porque enseñaba y era divertido. Enseñaba a saber lo que había que hacer frente a un cruce”.

Los adultos también disfrutaron del evento tal como lo señaló Pablo Rojas, quien indicó que “esta es una buena iniciativa para que los niños aprendan nuevas cosas”, coincidiendo con la vecina calameña Blastenia Fuentes, quien disfrutó del talento local destacando que “le gustó el espectáculo pues deja una buena enseñanza para los jóvenes y se divirtió y disfrutó con los payasos”.

Compartir

About Author

iphonerodrigo