EMPRESASVisto 7642 veces — 10 febrero 2020

Su finalidad es mejorar los tiempos de respuesta ante una eventual contingencia y suministrar agua de cordillera con mayor rapidez.

Aguas Antofagasta ha implementado un plan de trabajo tendiente a mejorar y asegurar la calidad y continuidad del suministro de agua potable de la Región. Para ello, en Antofagasta se ha ejecutado una obra en la Planta de Filtros Salar del Carmen, ubicada camino a Calama por la Ruta 26 y que ayudará a generar mayor autonomía en caso de eventuales emergencias u/o eventos que afecten la producción de agua potable para la comunidad.

Hablamos de la construcción de un nuevo estanque de almacenamiento, infraestructura que ayudará a almacenar 10.000 m3 (10.000.000 litros), robusteciendo el suministro de agua potable para la ciudad y que se suma a las diferentes obras ejecutadas por la sanitaria en la región, con el objetivo de garantizar la continuidad del servicio a cada uno de sus clientes.

Una iniciativa que tiene por finalidad mejorar los tiempos de respuesta ante una eventual contingencia en la ciudad y así suministrar agua de cordillera con mayor rapidez gracias a que esta se encontrará almacenada en este recinto y no esperar entre 2 a 3 horas que aumente el caudal en la aducción proveniente desde Calama.

Las dimensiones de este estanque son de 47,14 metros de diámetro y 6,47 metros de alto, cuya materialidad es de acero revestido en vidrio (vidrio fundido al acero) con fundación de hormigón armado y cuya inversión supera los $2.500 millones. En la actualidad se encuentra en un 79% de avance, para culminar a fines de marzo.

“Este proyecto se está construyendo con una nueva tecnología de acero vidriado que es más sencillo de construir y que se traduce como un gran beneficio para la comunidad ante una contingencia, siendo el segundo en la ciudad con esta metodología tras el construido en el sector alto de la capital regional. Sin duda iniciativas que demuestran nuestro compromiso de seguir invirtiendo en mejorar el servicio en la ciudad y la región,”, comentó Carlos Mendez, Gerente General de Aguas Antofagasta.

Recordar que el primer proyecto con esta tecnología fue el estanque El Ancla II, infraestructura que almacena 7.200 m3 (7.200.000 litros) agregando cuatro horas más de autonomía al sector centro norte de la ciudad, sumándose a otro estanque ubicado en el mismo lugar, donde juntos entregan más de nueve horas de abastecimiento al sector.

Fortalecer el sistema de producción y distribución de agua potable, así como el de recolección de aguas servidas, ha sido el foco de acción en los últimos años de gestión de Aguas Antofagasta. Entre 2019 y 2020 la compañía sostiene un robusto plan de inversiones por más de $32 mil millones, en grandes obras de infraestructura sanitaria para asegurar suministro y continuidad en todas las localidades donde operamos con el fin de apoyar el desarrollo de la región.

Compartir

About Author

iphonerodrigo