EMPRESASVisto 1313 veces — 11 abril 2019

Comprometidos en contribuir a mejorar la calidad de vida de las comunidades aledañas a las operaciones y a generar vínculos con los municipios de la región, el Ferrocarril de Antofagasta tomó la decisión de cancelar las autorizaciones de circulación, de sus 110 camionetas, en la localidad de Ollagüe, ubicada en el altiplano de la provincia de El Loa.

Ayudas para organizaciones sociales así como financiar parte de proyectos culturales y de emprendimiento local serían algunos de los destinos de los casi 50 millones de pesos que recientemente ingresaron a las arcas de Ollague, tras un arduo trabajo realizado con representantes de Salfa, empresa con la cual FCAB mantiene un contrato de arriendo de camionetas y que, además, se encarga de pagar los permisos de los vehículos en cuestión.

“Tenemos una vinculación histórica con esta comuna y para la compañía uno de los pilares fundamentales en materia de sustentabilidad es la relación con las comunidades que albergan nuestras operaciones. En ese sentido, nuestra principal inversión es el dialogo permanente, el trabajo conjunto y participativo. Además, sabemos que compartir el territorio implica la responsabilidad de contribuir al desarrollo y nosotros felices lo materializamos”, expresó Mauricio Ortiz, gerente general del Ferrocarril de Antofagasta.

En este contexto, las diligencias tardaron un mes, considerando que el proveedor de las camionetas en arriendo del FCAB, normalmente, realiza los pagos de los permisos de circulación en la municipalidad de Antofagasta. Frente a esto, las labores implicaron recuperaciones de documentos, reuniones, entre otras acciones.

“Ollagüe nos facilitó el trámite, porque se hizo entrega digital para avanzar. Luego, se obtuvieron los documentos físicos para finalizar las gestiones con los escritos otorgados a cada usuario”, manifestó el jefe de la sección Servicios Generales del Ferrocarril de Antofagasta, Bastián Ibarra, uno de los profesionales que contribuyó en las coordinaciones del proceso.

Comuna beneficiada

“Me parece increíble la decisión del Ferrocarril, porque la municipalidad de Ollagüe pertenece a una comuna muy pequeña, donde, de hecho, tenemos pocos ingresos por concepto de permisos de circulación o patentes comerciales. Es un ingreso extra importante que no lo teníamos presupuestado, ojalá esto se siga manteniendo en los próximos años”, afirmó Agustín González, encargado de Contabilidad de la mencionada casa consistorial.

Asimismo, el funcionario agregó que “lo que se recauda por el permiso de circulación se direcciona a un fondo que el gobierno reúne de todos los municipios, en un cierto porcentaje, y el resto se queda en la comuna, esto se puede derivar, por ejemplo, en proyectos o ayudas sociales en beneficio para organizaciones comunitarias”.

Desde 2016, FCAB inició una nueva forma de vincularse con las comunidades de las zonas aledañas a sus operaciones, esta estrategia establece gestiones de confianza y de impactos, junto a calidad de vida e inversión social, en estos dos últimos puntos se trabaja con mayor énfasis a contar de 2018.

 

Compartir

About Author

iphonerodrigo