TURISMOVisto 20207 veces — 10 marzo 2022

Con cerca de 33 millones financiados por Indespa pudieron equipar una embarcación que hoy les permite diversificar sus ingresos y avanzar hacia la sustentabilidad de su actividad.

Cerca de 300 pasajeros por semana disfrutaron durante febrero de la nueva ruta de turismo de intereses especiales que ofrece la caleta Coloso, ubicada 15 kilómetros al sur de la ciudad de Antofagasta. La asociación gremial de buzos mariscadores – Agrebumar A.G-, celebró el buen inicio que esperan mantener en el año con este nuevo servicio de paseos por la bahía a bordo de la embarcación de turismo náutico equipada a través de un proyecto financiado por el Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y de la Acuicultura de Pequeña Escala, Indespa.

Pablo López, presidente de Agrebumar explicó que esta iniciativa les permitió contar con cerca de 33 millones de pesos que “sirvieron para equipar la lancha para 18 pasajeros. Semanalmente hemos tenido entre 200 y 300 personas, seguiremos mejorando el circuito dentro de la bahía y a futuro esperamos poder salir también fuera de la bahía”, señaló el dirigente.

La travesía comienza en el muelle de la caleta Coloso donde los pasajeros inician un paseo de cerca de una hora que los conduce hasta la lobera ubicada detrás de las instalaciones mineras del sector, lugar donde puede observar lobos marinos y diversas aves costeras la tiempo que los pescadores relatan la historia de la caleta y del puerto minero.

La organización se sitúa hoy como la primera de la región de Antofagasta que cuenta con una embarcación para el turismo náutico. Con el apoyo de Indespa, los pescadores pudieron equipar la embarcación con 20 chalecos salvavidas, dos motores de 50 HP cada uno y una estructura de acero inoxidable y lona resistente que protege a los turistas del sol, todo lo cual les permitió acceder al permiso de la autoridad marítima y trabajar como operadores turísticos reconocidos por Sernatur.

El proyecto posibilitó también la creación de cinco nuevas fuentes de empleo al interior de la caleta “que cumplen los mismos socios de la organización, tres a cargo de los paseos y otros dos que se encargan de buscar pasajeros, así un porcentaje de ganancia va para los que trabajan y lo otro a la organización para mantención de la embarcación y para beneficios sociales cuando algún socio necesita apoyo”, precisó López.

Rodolfo Seura, profesional encargado de Indespa en la región, destacó el resultado de esta iniciativa que beneficia a 36 buzos y asociados a Agrebumar, tanto hombres como mujeres, quienes incursionaron positivamente en la diversificación productiva. “Esto es parte de las acciones de fomento en las que trabajamos como Indespa para que la pesca artesanal avance hacia la sustentabilidad y un buen ejemplo es el turismo, que amplía sus fuentes de ingreso y permite que el sector deje de depender solo de labores extractivas, sobre todo cuando algunas pesquerías están sobreexplotadas o expuestas a los efectos del cambio climático”, concluyó el profesional.

 

Compartir

About Author

iphonerodrigo