SALUDVisto 3928 veces — 05 enero 2023

Durante el último mes se prohibió funcionamiento de siete piletas por incumplimientos de la norma sanitaria.

Desde irritación en los ojos, hasta lesiones cutáneas e incluso dificultades respiratorias pueden provocar en un menor de edad el agua de una piscina con excesiva cloración.

Así lo advirtió la seremi de Salud de Antofagasta, Jéssica Bravo, quien adelantó que en el marco del programa Verano Seguro impulsado por la Delegación Presidencial Regional (DPR) están desarrollando un exhaustivo programa de fiscalización a estas instalaciones en toda la región, tanto las piscinas de uso público como de acceso restringido.

“En el último mes hemos cursado cinco sumarios y cuatro prohibiciones de funcionamiento que afectaron a siete piletas por variados incumplimientos como carencia de cierres perimetrales, rebosaderos, asideros para el contorno y por no contar con equipos de primeros auxilios ni respirador manual”, detalló Bravo.

CLORO EN EL AGUA

De la misma forma, la fiscalizadora de la Unidad de Alimentos de la Seremi de Salud Antofagasta, Mónica Gómez, explicó que algunos centros de eventos tienen sus autorizaciones, no obstante no cuentan con la necesaria resolución sanitaria para sus piscinas.

“En lo que respecta a la cloracion del agua de las piletas, la norma indica que ésta debe fluctuar entre las 0,5 y 1,5 partes por millón (ppm), sin embargo, la semana pasada la medición en la pileta de un centro de eventos del sector norte de Antofagasta alcanzó 5,9 ppm”, acusó.

Gómez advirtió que esos niveles de cloro en el agua son peligrosos, sobre todo para los niños. “Los efectos nocivos para la salud pueden ir desde irritación ocular, pasando por lesiones cutáneas e incluso dificultades respiratorias”, aseguró.

Por eso –continuó Gómez-, “nuestro llamado es a propietarios y administradores de hoteles, centros de eventos o recreativos que cuenten con piscinas, para que se preocupen de cumplir rigorosamente la normativa y así proteger la salud de sus usuarios o clientes”.

PROTECCIÓN SOLAR

De la misma forma, la seremi Jéssica Bravo aprovechó la oportunidad para insistir en algunas medidas preventivas para protegerse del sol, sobre todo durante el verano.

“Tenemos que evitar la exposición directa al sol, sobre todo en los horarios de mayor intensidad, es decir, entre las 10 y 15 horas. Ojalá en ese lapso, las familias puedan permanecer en lugares frescos y sombreados, con buena ventilación.

Hay que usar ropa ligera, lentes de sol y sombreros”, recomendó.

De la misma forma, Bravo recordó que es imprescindible la aplicación de protector solar las veces que sea necesario y mantenerse hidratado, preferentemente con agua.

Compartir

About Author

iphonerodrigo