TURISMOVisto 1779 veces — 07 agosto 2021

La iniciativa forma parte del proceso de consultoría de vinos del norte que la Dirección Regional de ProChile en Antofagasta está impulsando desde abril.

Impulsados por mantener la tradición de una agricultura mística, heredada por sus familias durante siglos, el 2017 nace la Cooperativa Campesina Lickanantay en la cuenca del Salar de Atacama. La conforman 18 socios que pertenecen al pueblo originario homónimo, quienes cultivan y trabajan la tierra conservando sus tradiciones para dar origen a Ayllu, el “vino más alto de Chile” elaborado a 2.450 MSNM, en el pueblo de Toconao.

Hoy celebran la obtención de dos medallas de oro en el Mundial de Vinos Extremos realizado en Italia con sus variedades Ayllu Moscatel Dulce y Ayllu Naranja, mientras participan en el taller de prospección del mercado estadounidense para vinos de la macrozona norte, realizado por el destacado importador de vinos proveniente de Estados Unidos, Carlos Figueroa.

“Este reconocimiento va directamente al equipo de bodega y de producción de la cooperativa, quienes han mejorado la presentación y hasta la calidad de los vinos. Estamos muy contentos de que se pueda reconocer a Ayllu en este mundial porque no cualquier vino llega a competir allá”, declaró Wilfredo Cruz, gerente de la Cooperativa Viñateros de Altura Lickanantay.

Respecto al taller, éste forma parte del proceso de consultoría de vinos del norte que la Dirección Regional de ProChile en Antofagasta está impulsando desde abril, para entregar las principales herramientas que permitan a sus productores estar en condiciones de exportar a EE.UU.

“La cooperativa está expectante por llegar a exportar sus vinos y ávidos de conocer cuál será la cepa elegida”, agregó Wilfredo sobre la actividad que se desarrollará durante la próxima semana, “ellos quieren participar y sacar el mayor provecho por aprender de esta experiencia”.

Valor Agregado

En su trayectoria con la importación de productos, Carlos Figueroa indica que Ayllu debe ser destacado como vino de nicho, por lo tanto no se puede evaluar solamente su calidad organoléptica, “sino que con el concepto completo, agregando el enorme valor de pueblos originarios que están participando activamente en su producción y en la vinificación. Esa mezcla se debe poner en la mesa junto con el vino porque es parte de su identidad”.

“Gracias a la vinicultura que conserva la Cooperativa Lickanantay podemos exportar un producto capaz de llevar una parte del desierto más árido al resto del mundo”, explica la Directora Regional en Antofagasta, Marcia Rojas, quien ha compartido y visitado el ecosistema único dónde nace Ayllu.

“Las características de los suelos donde trabaja la cooperativa son casi imposibles para algunos agricultores y precisamente allí se encuentra el valor agregado de un producto que refleja los matices de la región y un estilo rústico imposible de imitar”, agregó.

Para cumplir con la promoción estratégica de un vino como el que produce la Cooperativa Lickanantay, confluyen múltiples características. “No son vinos que serán promovidos en cualquier lugar, sino que en mercados donde estos aspectos sean muy bien valorados; restaurantes con gastronomía latina o con gastronomía específicamente andina”, concluyó Carlos Figueroa como profesional a cargo de la consultoría.

Cabe destacar que la Dirección Regional de ProChile en Antofagasta está llevando a cabo esta iniciativa en el marco de la ejecución del proyecto “Transferencia fortalecimiento y promoción de la capacidad exportadora de las Pymes”, financiado por el Gobierno Regional de Antofagasta y el Fondo de Innovación a la Competitividad Regional FIC-R.

Compartir

About Author

iphonerodrigo