CRÓNICAVisto 2170 veces — 02 abril 2013

El 59 por ciento son mujeres y el 41 por ciento hombres. Del total de parejas que conviven y/o están casadas, las del mismo que reconocieron su unión suman el 0.5 por ciento, cifra superior a la reportada en Argentina y Uruguay. En tanto, en el 0.36 por ciento de los hogares, se reconoció la existencia de parejas del mismo sexo, cifra explicable por la alta discriminación.

Por primera vez en la historia del país el Censo incluyó una consulta sobre las convivencias entre personas del mismo sexo, consulta incorporadas tras variadas peticiones y propuestas del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh)

De acuerdo a los resultados,  34.976 personas declararon convivir con alguien del mismo sexo, de las cuales 20.747 son mujeres (59 por ciento) y 14.229 son hombres (41 por ciento).  En tanto,  4.795.901 personas están casadas con alguien de distinto sexo y 2.078.727 conviven con su pareja heterosexual.

Al considerar al total de personas que están casadas y/o conviviendo con una pareja,  sea de igual o distinto sexo, la cifra asciende a 6.909.604, de las cuales el 0.5 declaran ser homosexuales, una cifra mayor a la reportada en el Censo 2010 de Argentina y al del 2011 en Uruguay.

En efecto, el Censo Argentino, aplicado tres meses después de aprobarse el matrimonio igualitario, arrojó que 24.228 parejas del mismo sexo reconocieron su vínculo, legal o de hecho, lo que corresponde al 0.33 por ciento del total. En tanto en Uruguay, 1.392 parejas homosexuales reconocieron su unión, un 0.2 por ciento del total de vínculos, legales o de hecho.

El Censo chileno arrojó además que del total de hogares, en el 0.36 por ciento se reconoció que viven parejas del mismo sexo.

Reacción del Movilh

El Movilh aplaudió y expresó su emoción por cuanto por “primera vez en la historia nuestra población ha sacado su voz en un instrumento político, ha dicho existimos y eso servirá para la implementación de políticas públicas y,  de seguro, para demostrar la importancia de acelerar al AVP”.

“Estamos en presencia de 2.113.703 personas que conviven con personas de igual o distinto sexo, lo que demuestra la urgente necesidad de aprobar el Acuerdo de Vida en Pareja.”, sostuvo el Movilh.

Sobre la materia, y al dar a conocer los resultados del Censo, el presidente de la República, Sebastián Piñera, reiteró hoy el compromiso de “sacar adelante” el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), que “apunta a dar respuesta a muchas de las necesidades y aspiraciones de aquellas parejas del mismo sexo que conviven sin estar casadas”. 

En ese sentido el Movilh insistió, al igual como lo hizo ayer en una carta dirigida a Piñera, “en que el Ejecutivo le dé suma urgencia a la tramitación. El respaldo parlamentario está. Aquí falta la urgencia, así como el perfeccionamiento del AVP.

El Movilh, que desarrolló una campaña (http://movilh.cl/medianaranja/) durante meses para llamar a las parejas del mismo a reconocer su unión sin problemas, expresó especial felicitación a las miles de parejas que “un país con altos niveles de discriminación se atrevió a decir que convive con una pareja del mismo sexo. Este es un hecho histórico”

El Movilh enfatizó que “sabemos que las parejas del mismo sexo son más que las reportadas, pues muchas prefieren mantener en reserva su unión por temor a la discriminación.  Las cifras son un avance y al mismo tiempo dan cuenta de la alta discriminación existente. Lo mismo ocurre en otros países, incluidos los que tienen aprobada la ley de matrimonio igualitario”        

Sin embargo,  redondeó “estas cifras son una esperanza, para que cada vez sean más las parejas que salgan del armario. Se ha sentado un precedente único para el Censo del 2022 y para que en esa oportunidad se consulte no sólo  sobre las convivencias, sino también sobre el número de personas lesbianas, gays bisexuales o transexuales. Ese es nuestro nuevo desafío”.

“Especial es nuestra alegría porque más mujeres que hombres reconocieron su unión. La realidad lésbica siempre ha sido menos visible en los espacios públicos, pero esta vez levantó la voz, y la levantó fuerte”, puntualizó el Movilh.

En tanto Alberto Roa y Gonzalo Velásquez, una pareja con 12 años de convivencias y que llamó públicamente a salir del armario en el Censo, convirtiéndose en el símbolo de la campaña “Reconoce a tu media naranja”,        dijo estar “feliz por haber contribuido a esto. Nosotros existimos, nos amamos, tenemos los mismos deberes, pero no los mismos derechos. Estos resultados ayudarán a cambiar esta realidad”.

Compartir

About Author

iphonerodrigo