POLÍTICAVisto 970 veces — 24 marzo 2020

NOTA GENTILEZA DE TIMELINE.CL

Ex autoridad acusa que actual administración municipal “no tiene idea que tiene el hospital de campaña” y que se extraviaron partes de este por utilizarlos para otros fines. El proyecto tuvo un costo cercano a los 1.000 millones de pesos.

Fue una de las últimas medidas para enfrentar el avance del coronavirus en la región de Antofagasta la que revivió una polémica que gira en torno a la actual administración de la Municipalidad de Mejillones que lidera Sergio Vega y el estado real del hospital de campaña que adquirió la casa consistorial con recursos del FNDR por casi 1.000 millones de pesos y que fue inaugurado el año 2015.

Las sospechas comenzaron cuando en abril del 2019 se hizo público a través de una nota de El Mercurio de Antofagasta el estado de abandono de este recinto modular. “La gente de Mejillones no merece este descuido y negligencia, como tampoco es aceptable que los recursos del Estado se dilapiden de esta forma”, sostenía en ese momento la consejera regional Sandra Pastenes.

Hoy, el alcalde Vega aseguró que personal de la ONEMI y el Intendente Edgar Blanco ratificaron el buen estado de dicho hospital y que está «apto para ser desplegado en donde sea pertinente». Situación de la cual presenta serias dudas el ex alcalde Marcelino Carvajal quien conoce bien el proyecto pues fue su equipo municipal quien lo elaboró.

En entrevista con Radio Litoral FM, el ex mandamás comunal hizo memoria sobre el origen de este hospital que en su momento era uno de los pocos a nivel sudamericano. «Ese proyecto es municipal y lo inauguramos con el Intendente Volta. El hospital (de campaña) puede ser facilitado -porque era una de las cláusulas del proyecto- en caso de Tsunami, terremoto u otra necesidad como casos de aluviones y hoy la región lo necesita».

Marcelino asegura que durante años algunos concejales han pedido que la actual administración indique cuál es el estado del hospital, sin tener respuestas. «Eso pasa porque este hospital nunca lo recibieron, pero pucha que lo reinauguraron (…) Por qué no se dieron cuenta de las falencias que tenía, según ellos. Lo que pasa es que deben reconocer que el hospital estuvo tres años botado sin ninguna preocupación», agregó.

La recepción que no fue
Marcelino Caravajal asegura que «las cosas se tienen que hacer bien», apuntando que cuando a la actual administración le tocó recibir oficialmente el proyecto este no solicitó el inventario. «Hoy no lo tiene ni el alcalde pero yo lo tengo. Si quieren se los facilito (…) No sé si hay hoy un balance del hospital pues alguien le preguntó y dijo que no tenía idea. Que feo que un alcalde no tenga idea de lo que le entregaron».

Además, recordó que durante su administración solo dos de los contenedores del hospital de campaña fueron facilitados para otras actividades pero que estas siempre tuvieron que ver con la salud de las personas. «Fue cuando vino un operativo en un barco a atender a gente de la comuna. Y por sugerencia de los profesionales de la salud se les facilitaron los nebulizadores y electrocardiogramas pues no tenían». Sin embargo, critica que la administración de Vega ha hecho mal uso de estos equipos.

«El proyecto tenía tres grupos electrónicos gigantes de 165 Kva, 10 torres. Yo vi las torres en la playa para la iluminación pese a que eran para iluminar toda la ciudad en caso de un tsunami. Resulta que ahora se perdió una».

A lo anterior Carvajal apuntó que «ese hospital había que cuidarlo. Todos los elementos estaban guardados adentro de la Empresa Orica con dos guardias. No sé qué hay hoy, ojalá que esté todo y no sé si alguna vez se recuperarán las cosas que se perdieron pero es un tema de administración».

Compartir

About Author

iphonerodrigo