EMPRESASVisto 2175 veces — 24 agosto 2020

Cerca de $3.500 millones en contratos locales de servicios asociados a la construcción, 35% de la mano de obra y más de $160 millones en aportes directos a comunidades, forman parte de los recursos que quedaron en la comuna tras la construcción de la nueva planta desaladora, que da la más sustentable solución de abastecimiento de agua potable, disponible actualmente en el mundo.

Al mismo tiempo que comenzaron los preparativos para la construcción de la nueva Planta Desaladora de Tocopilla, se iniciaron los contactos con autoridades locales, vecinos y dirigentes para mantener un permanente vínculo con los grupos más cercanos a la obra, ya sea por territorio o por vinculación.

En ese marco se generaron varios acuerdos a nivel de autoridades y dirigentes -vecinales y gremiales- para que la obra pudiera ser un real aporte al desarrollo de Tocopilla.

“Para incentivar la permanente comunicación con la comunidad de Tocopilla, nos comprometimos a mantenerlos informados respecto de los avances del proyecto, además de generar una política de contratación de al menos un 20% de trabajadores provenientes de la comuna en cada etapa del proyecto. Pero a eso sumamos también el compromiso de contratación de proveedores y servicios locales”, explica Paula Carrasco Directora de Asuntos Corporativos y RSE de Aguas Antofagasta Grupo EPM.

En efecto, cada uno de esos compromisos se cumplieron “y con creces, porque no sólo aseguramos el 20% de la contratación local, sino que llegamos a contratar al 35% de los trabajadores en la misma comuna, lo que representa más de un tercio de los empleos requeridos para la obra”, expresó Carrasco.

Así también añade que respecto del compromiso de contratar proveedores y servicios locales para todas las actividades anexas a esta obra de infraestructura, la Directora de Asuntos Corporativos de la sanitaria aclara que “cerca de 3.500 millones de pesos fueron invertidos en contratos locales de servicios, lo que sin duda aportó a activar la economía local”, aseguró.

Compromisos por sectores

De esta forma, desde comienzos de 2018 se mantuvieron espacios de diálogo comunitario, instalando lo que se denominó la “Mesa de Trabajo Buen Vecino”, transformándose en el medio de comunicación permanente con la comunidad más cercana a la planta.

La “Mesa de Trabajo Buen Vecino” no solo se transformó en el medio de comunicación directa con los vecinos, sino también el espacio donde se comenzaron a construir los proyectos comunitarios de las tres juntas vecinales del sector aledaño a la construcción de la nueva desaladora, Pacifico Norte, Unión Pacifico Norte y Tres Marías. Los proyectos consistieron en implementación deportiva, talleres recreacionales y aportes para las sedes sociales por un monto total de 15 millones de pesos, además de comprometer capacitación en oficios a los vecinos. En este último compromiso entre 2018 y 2019 se generaron los cursos de Guardia Seguridad, Guardia Portuario y Pastelería Fina, los que beneficiaron a un total de 72 personas entre hombres y mujeres.

“El aporte de la sanitaria a nuestra junta de vecinos ha sido fundamental para el desarrollo sustentable de las organizaciones sociales, ayudándolos en capacitaciones y mejoras en infraestructura para todos los vecinos. En estos tres años la empresa ha recuperado espacios para la comunidad y puesto a la vanguardia el trabajo colaborativo con los vecinos, es algo que hay felicitar y agradecer”, aseguró el presidente de Junta de Vecinos Unión Pacífico Norte, Jean Pierre Vilches.

Sumado a estos aportes, se generaron vínculos con los vecinos emplazados en el trazado de la tubería de impulsión hacia el estanque Esmeralda, específicamente con los pobladores de la junta vecinal La Patria, para aportar en proyectos como reparaciones de la sede social, compra de implementos y apoyo en la construcción de una barrera de contención por el tránsito de camiones en el sector del estanque. A lo que se sumó la entrega de un computador reacondicionado para uso en la sede vecinal.

Otro de los aportes comunitarios realizados se gestó a través del apoyo del Jardín Botánico de Aguas Antofagasta, realizando más de 20 talleres ambientales, además de recuperar más de 62 mil metros cuadrados de sitios eriazos o micro basurales, transformándolos en áreas verdes, instalando más de 25 jardineras de pallet junto a establecimientos educacionales, organizaciones comunitarias, con apoyo de JUNJI, Fundación Integra, Municipalidad de Tocopilla y CONAF.

Borde Costero

Obras de mejoramiento del borde costero en el sector de playa El Arenal, fue otro de los compromisos de aporte suscrito por Aguas Antofagasta para la comunidad y especialmente para los deportistas del club de bodyboard Barrancon, quienes contarán con una instalación nueva para sus implementos deportivos, sumado a un sombreadero comunitario, para quienes disfruten de la playa.

Pesca Artesanal

En tanto, también en el borde costero, se generaron acuerdos con los pescadores artesanales. “El acercamiento a ellos no fue fácil, pero en un trabajo conjunto con los propios pescadores y la Gobernación Provincial logramos concretar convenios de colaboración con los 13 sindicatos de Tocopilla, para mostrarles en profundidad el proceso de desalación, los cumplimientos ambientales y nos comprometimos a entregarles cada año el Programa de Vigilancia Ambiental de la nueva planta desaladora”, expresó Paula Carrasco.

Las líneas de colaboración con los pescadores apuntaron también a generar -por cada uno de los sindicatos- proyectos a ser financiados por Aguas Antofagasta por un monto de $5.000.000 cada uno. Entre estos destacan Capacitación en área de manejo; Compra de implementos y trajes de buceo, además de Compra de materiales para mejoramiento de viviendas en las caletas.

La inversión social realizada en ese sector productivo alcanzó los 65 millones de pesos, beneficiando a los pescadores artesanales de Asopesca, como Caleta Indígena, Punta Arenas, Pezmaral, Los Patos, Buzomar y Sinbuymar, a quienes se sumaron los integrantes de la Federación de Pescadores, como Caleta Cobija, COFIMAR, Caleta Buena, Punta Atala, Sindicato Gentemar, Sindicato Caleta Huachan y Sindicato Pescadores Tocopilla.

Adicionalmente dirigentes sociales y de los pescadores conocieron en directo la operación de la Planta Desaladora Norte en Antofagasta, ubicada en el sector La Chimba de la capital regional, donde pudieron conocer en detalle el proceso de desalación y todos los programas de monitoreo permanente a la producción de agua potable desalada.

Educación Ambiental

Pero no solo inversión social se generó a partir de la construcción de la nueva desaladora en Tocopilla, también comenzó un proceso de educación ambiental en desalación, lo que incluyó un plan de visitas de establecimientos educacionales a la Planta Desaladora Norte, de Antofagasta, donde más de 700 niños la visitaron entre 2018 y 2019, para conocer el proceso y entender qué se estaba construyendo en Tocopilla. Adicionalmente la sanitaria participó en plazas ciudadanas y otras instancias públicas en la Plaza Carlos Condell de la comuna, entregando material explicativo del proceso de desalación, mismo ejercicio que se desarrolló en las escuelas del puerto salitrero.

Compartir

About Author

iphonerodrigo