EMPRESASVisto 1348 veces — 19 diciembre 2015

agones llenos de ilusión y entusiasmo partieron desde Estación Calama hasta Estación San Salvador con cientos de familias que junto al viejito pascuero recorrieron el desierto en el tren de FCAB.

En tres viajes (11:00, 13:00 y 15:30 horas) la comunidad revivió la identidad ferroviaria de la zona, compartieron historias y disfrutaron de un entretenido espectáculo de humor y magia a cargo de la compañía local Circo al Lote.

Muchos llegaron temprano, con ticket en mano, preparados para una hora de trayecto. La fiesta fue no sólo para los pasajeros sino para los ciudadanos que al ver pasar el tren no dudaron en saludar con alegría.

Carabineros de Chile, Bomberos y un destacado equipo de más de 50 trabajadores ferroviarios dieron lo mejor de sí para el desarrollo exitoso y seguro de esta inédita actividad.

‘Calama es sumamente importante para el Ferrocarril. El tren navideño ha sido un regalo para la comunidad, relacionándonos de manera distinta, compartiendo desde lo que somos, nuestras locomotoras, carros y rieles. Con gestos así queremos aportar un granito de arena para que esta ciudad sea en el mediano plazo, un mejor lugar para vivir. Para ello, seguiremos trabajando en conjunto con los vecinos y las autoridades’ expresó Mauricio Ortiz, Gerente General de FCAB.

Esteban Velásquez, Alcalde de Calama se subió también al tren navideño y valoró la oportunidad para los habitantes de la ciudad. ‘La historia de Calama y la del Ferrocarril van por el mismo riel. Los sentíamos ausentes pero ahora hay una clara señal que el Ferrocarril se suma a los nuevos tiempos de Calama’.

Viaje lleno añoranzas y reminiscencias

Niños y adultos que volvieron a serlo, disfrutaron este viaje de forma especial. Para muchos fue su primera vez, y para otros, el reencuentro con paisajes e historias vividas.

La cita era a las 11 de la mañana y Luisa Avendaño de la Población Balmaceda llegó a las 7:30 horas a cuidar los primeros puestos reservados para sus hijos y nietos. ‘Felicito y agradezco al ferrocarril por esta actividad, me emociona saber que por primera vez mis nietos viajarán en tren y justo para Navidad’.

A sus 102 años, Maria Isabel Rubina Carvajal, vecina del pasaje Chile de Calama, fue la primera en abordar el tren de las 15:30 horas. ‘La última vez que viajé en tren fue en 1923, cuando siendo una niña nos embarcamos con mi mamá y un hermano hasta Chuqui, para ayudar a mi hermana que iba a tener guagua. Hoy quise venir con toda mi familia, hasta con mis pentanietos’ cuenta emocionada.

Vicente González de 8 años compartió con su familia y disfrutó de esta nueva experiencia. ‘Me gustó mucho el show de los magos y me gustaría que se repitiera el viaje’.

‘Hace muchos años se viajaba en puro tren, mucho antes que las micros y colectivos. Creo que la última que me subí a uno fue por lo menos hace 20 años. Recuerdo también que yo venía a este mismo lugar (Estación Calama) a tomar malta en patota con los amigos cuando el tren llegaba de Bolivia y descansaba 20 minutos antes de seguir a Antofagasta. Hoy será como empezar de nuevo’ expresó don Alberto Fernández de 78 años.

Compartir

About Author

iphonerodrigo