CRÓNICAVisto 3232 veces — 18 mayo 2023

La agrupación indígena acusa que las empresas Wom y Entel iniciaron trabajos de telecomunicaciones sin respetar su “Ayllu” (pueblo ancestral). Hechos que los llevaron a movilizarse e iniciar una acción judicial.

Miembros de la Comunidad Atacameña de Séquitor-Checar, junto a la Comunidad de Yaye, Comunidad de Checar, Comunidad de Checar Bajo, Junta de Vecinos de Séquitor, Checar y Yaye, y el Club Adulto Mayor Achaches y Amautas, han manifestado que no aceptan ni fueron consultados sobre la ejecución de un proyecto de la empresa Wom, que busca instalar antenas al interior de su Ayllu, así como otro de la empresa Entel, que igualmente instaló una antena en su territorio.

Por ello fue que las organizaciones citadas determinaron presentar un recurso de protección contra la empresa Wom, quien aún está en proceso de instalar una antena en el sector de la rotonda de Séquitor, enfatizando en su preocupación por el impacto que pudieran tener las ondas emitidas por esas antenas en la salud de los vecinos, la ganadería, la agricultura y la apicultura que desarrollan. “No es razonable que para instalar una antena en la ciudad se requieran permisos municipales, pero no para hacerlo en un Ayllu, donde se conserva un sistema socio-cultural indígena”, sostuvieron los afectados.

Además, la acción judicial se ampara en que las empresas Wom y Entel no contarían con ninguna autorización ambiental, a pesar de la significancia cultural e histórica del lugar. Es clave que, tratándose de áreas de protección como los Ayllus, “la instalación de torres soporte de antenas y sistemas radiantes de transmisión de telecomunicaciones será autorizada debiendo darse siempre cumplimiento a lo establecido en la ley Nº19.300”, señala expresamente la Ley General de Urbanismo y Construcción. En el caso en cuestión, ningún cumplimiento se ha dado o intentado dar ley sobre bases generales del medio ambiente (Ley 19.300).

Sobre la problemática que los moviliza, la presidenta de la Comunidad Atacameña de Séquitor-Checar, Haydee Maziares, expresó que “estamos en dos situaciones muy complicadas, una de ellas nos enteramos a través del municipio que envió un correo formal indicando que ya estaba concretada la instalación de la antena que corresponde a la empresa Wom. Consultamos al alcalde a que instancias podemos recurrir para evitar esa instalación y nos indicó que no había ninguna forma de impedir que se instalara la antena”.

“La otra situación que nos enteramos fue cuando ya estaba instalada la antena que corresponde a la empresa Entel, la antena Wom va a estar ubicada en el sector principal de la rotonda, que colinda con varias casas de vecinos donde habitan adultos mayores, se realiza agricultura, ganadería, y la antena que ya está instalada está a no más de 30 metros de la rotonda (…) todos en el sector del poblado de San Pedro de Atacama tenemos problemas de cobertura telefónica, de internet, pero en lo que estamos en desacuerdo es en la ubicación donde se van a instalar estas antenas, no nos estamos oponiendo, sabemos que debemos avanzar junto con la tecnología, pero es la ubicación”, agregó Maziares.

Por su parte, una de las representantes de la Unidad de Patrimonio y Cultura del Consejo de Pueblos Atacameños (CPA), y vecina afectada por la instalación de antenas en Séquitor y Checar, Jimena Cruz, manifestó que “el tema de las instalaciones de antenas en Chile es preocupante, creo que no solo para los pueblos indígenas, sino que en toda la sociedad. Entendemos que la telecomunicación es importante sobretodo en lugares tan alejados como San Pedro de Atacama y las comunidades, sin embargo, creo que no puede haber una sobrevaloración en el tema de telecomunicaciones, pasando a llevar a las comunidades indígenas y en este caso en especial a los territorios que ha persistido desde el periodo prehispánico”.

“Los ayllu tienen características totalmente diferentes a las zonas rurales que existen en otros lugares de Chile, estamos hablando de territorios que la palabra misma lo dice “ayllu” significa familia, es decir, el trabajo, la agricultura, el sistema de vida corresponde netamente a temas de familias, familias que sobreviven con la ganadería y los cultivos que tienen en el territorio, por eso creemos importante que el Estado nos debe escuchar”, concluyó Jimena Cruz.

Compartir

About Author

iphonerodrigo