CRÓNICAVisto 1295 veces — 25 junio 2020

Dominó, juegos de cartas, tenis de mesa y talleres son parte de las actividades de las personas en situación de calle en el albergue de Calama del Plan Invierno, que fue inaugurado oficialmente este jueves por la Seremi de Desarrollo Social y Familia y el municipio loíno.

Ubicado en calle Baquedano 1139, el recinto tiene un cupo para 20 usuarios (hasta el momento hay 15 personas desde el viernes pasado) y funcionará hasta el próximo 16 de septiembre en forma ininterrumpida, es decir, por tres meses. Todo ello a cargo de monitores.

A diferencia de otros años, el refugio atenderá a las personas en situación de calle durante todo el día, con cuatro comidas diarias y entregando las medidas sanitarias, además de ofrecer un lugar digno donde vivir durante este periodo. Los usuarios que abandonen el lugar no podrán regresar debido al protocolo de emergencia.

TESTIMONIOS

Lautaro Silva (38), soltero con dos hijos, es uno de los usuarios y admite que la apertura de este recinto de invierno le permite tener una posibilidad real de rehabilitación para dejar sus problemas con el alcohol y las drogas.
“Ha sido una experiencia bonita durante estos días. No pasamos frío ni hambre y tenemos varias cosas para entretenernos. Estamos recuperando nuestra dignidad y cuando salga de acá quiero salir rehabilitado a la calle. Quiero recuperar la confianza de mi familia y, lo más importante, es que yo quiero cambiar”, señaló.

Otro de los ocupantes es Víctor Barrios, quien señaló que la gente desconoce el sufrimiento y los peligros que significa vivir en la calle. “Nosotros lo único que pedimos es una oportunidad, porque hemos pagado con creces nuestros errores y muchos tenemos manchados nuestros papeles. Ya tengo 40 años y no quiero seguir en la calle”, agregó.

OPORTUNIDAD

La ceremonia de apertura fue encabezada por el intendente Edgar Blanco, quien compartió con los usuarios y los instó a perseverar en sus nuevos desafíos y aprovechar esta oportunidad para cambiar sus vidas, señalando que el albergue es el primer paso para un cambio, pero que ahora depende de ellos.

Por su parte, el seremi Patricio Martínez mencionó que el albergue era una prioridad y que con éste se completaron todos los recintos en la región y las rutas Protege, cubriendo un importante número de personas calle.
La autoridad señaló que este espacio además permite devolver la confianza a estos usuarios, “quienes ven una posibilidad para salir adelante en sus vidas e integrarse a la sociedad, porque ahora tienen nuevas herramientas”, manifestó.
En la ocasión, la empresa Abastible donó 13 voucher de recambio de gas licuado para cilindros de 15 kilos. A ello se sumó una entrega de sábanas y frazadas de la Agrupación de Entidades Educacionales del Norte, presidida por Rodrigo Vega.

A la actividad también asistieron el jefe de la Defensa Nacional de Antofagasta, el general (a) José Miguel Aguirre; la gobernadora de El Loa, María Bernarda Jopia; el Dideco de la municipalidad de Calama, Guillermo Maldonado; y Daniel Flores, coordinador del Albergue de Invierno, además de invitados y colaboradores.

Compartir

About Author

iphonerodrigo