SALUDVisto 897 veces — 20 marzo 2021

La Jefa de Unidad de Pediatría de nuestra casa de estudios, doctora Consuelo Pino, profundiza sobre de qué trata este síndrome que ha puesto en alerta a padres y madres durante esta pandemia.

Niños, niñas y adolescentes luego de contraer coronavirus o ser contacto estrecho de un familiar, comienzan a vivenciar el Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (PIMS, siglas en inglés), el cual llega a sus vidas a las dos o cuatro semanas posteriores a la infección por Covid-19.

La docente de la Universidad de Antofagasta, doctora Consuelo Pino, define que “este síndrome es una respuesta inflamatoria multisistémica que sufre el organismo del paciente. Y tiene similitud con otras enfermedades que sufre la población pediátrica; como la enfermedad de Kawasaki y el síndrome de choque tóxico”.

Continuando señala que “es una respuesta inmunológica, la cual está presente en otras enfermedades, específicamente en este espectro se asoció a Covid-19 por el enlace epidemiológico actual, es uno de los desencadenantes, no el principal. Pero para poder diagnosticarse como PIMS asociado a covid-19, se debe descartar a través del método clínico otras etiologías causales de este síndrome”, complementa la doctora UA.

El PIMS fue visto por primera vez en mayo del 2020 en una población pediátrica en Londres. Un mes después se registraron los primeros casos en el país y a la fecha hay más de 200 casos de niños que han sufrido el Síndrome Multisistémico Inflamatorio Pediátrico.

Síntomas

En cuanto a los síntomas que puede experimentar el paciente, la Pediatra advierte que son variables, porque se pueden presentar en el mismo cuadro de Covid-19, pero generalmente aparecen entre dos a cuatro semanas de evolución. “El orden de los síntomas es bien diverso, por eso se considera síndrome, ya que es un conjunto de síntomas y signos que pueden aparecer en el niño. Y en general lo primero que parte es la fiebre, después van apareciendo otros síntomas de compromiso de otros órganos multisistémico”, precisa Pino.

También detalla que puede aparecer tos o dificultad respiratoria menor que en la población adulta, exantema (erupción de manchas en la piel), conjuntivitis, cuadros gastrointestinales; dolor abdominal, vómitos y diarrea. Después estos síntomas el paciente podría presentar compromiso hemodinámico, hepático, neurológico, cardiaco y alternaciones de la coagulación.

Recomendaciones para los padres

La doctora recalca que si existe antecedentes en la familia de casos con Covid-19 previos a un cuadro febril desarrollado por un menor, acompañado de dolor abdominal, un exantema o rash a nivel cutáneo, o está muy decaído e irritable, es necesario que vaya lo más pronto a la consulta precoz.

Además, refuerza que “lo primordial para no llegar a vivenciar esto con sus hijos, es disminuir los riesgos por infección por Covid-19 en el ámbito familiar y con contactos cercanos”, relata la doctora experta en población pediátrica.
En cuanto al tratamiento intensivo que se está efectuando para los menores que padecen PIMS, la pediatra cuenta que “el manejo de estos pacientes debido a su complejidad se realiza en Unidad de Pacientes Crítico, donde se brinda terapia de soporte, y como parte de esquema terapéutico se administra inmunoglobulina, corticoides endovenosos. Y según el compromiso que tenga el niño se realiza terapia de anticoagulante para tratar de controlar”, profundiza Consuelo Pino.

Compartir

About Author

iphonerodrigo