EMPRESASVisto 1690 veces — 29 mayo 2020

Gabriel Barraza, gerente regional norte de CGE, señaló que “lo que queremos dejar muy en claro es que no le vamos a cobrar a nuestros clientes lo que no corresponda. Vamos a cobrar estrictamente lo que hayan consumido. Y si hay un error en alguno de los procesos, tengan la seguridad, de que esto se va a corregir”,

Ante las consultas realizadas por clientes de la Región de Antofagasta, respecto del proceso de facturación de clientes residenciales en la región, CGE señala que debido a la contingencia por la que atraviesa el país, producto de la pandemia del Covid-19 y las cuarentenas que se han aplicado en distintas zonas, el normal desarrollo de las actividades de lectura de medidores se han visto afectadas.

Es así como en el mes de abril, por la seguridad y salud de nuestros clientes, empleados y colaboradores, no se tomaron lecturas presenciales a algunos clientes, realizando una estimación de consumo, tal como establece la normativa vigente, facturándose en base al consumo promedio de los últimos seis meses.

Los casos facturados con el consumo promedio de los últimos seis meses podrán ser verificados en la boleta, en la cual aparece señalado como “Sin Lectura”. Dicha estimación será corregida en su próxima boleta, una vez que sea posible normalizar los servicios de lectura.

En este sentido, Gabriel Barraza, gerente regional norte de CGE, señaló que “dado que la estimación de consumo se realizó con los seis meses anteriores (primavera y verano), en la mayor parte de los clientes una vez obtenida la lectura, el consumo real ha sido mayor al promedio por lo cual han visto reflejado este incremento. Esto dado que en los meses de otoño e invierno se incrementa el consumo y se suma el efecto que los clientes han pasado mayor tiempo en sus hogares por las cuarentenas y suspensión de clases de los estudiantes”.

Estos consumos no incluyen el denominado límite de invierno. “Lo que queremos dejar muy en claro es que no le vamos a cobrar a nuestros clientes lo que no corresponda. Vamos a cobrar estrictamente lo que hayan consumido. Y si hay un error en alguno de los procesos, tengan la seguridad, de que esto se va a corregir”, señaló Barraza.

En el caso de los establecimientos comerciales, como restaurantes o tiendas, que hayan estado o sigan imposibilitados de operar, hemos instruido a nuestros lectores aplicar un nuevo protocolo para considerar dichos casos particulares como sin consumo.

Para solucionar esta situación y al mismo tiempo atender las dudas y reclamos de los clientes, CGE ha tomado una serie de medidas. A partir de junio, adicionalmente a la boleta se enviará una carta a nuestros clientes que identifiquemos que su consumo real ha superado en un 30% el consumo estimado. En esta carta se explicará todo el proceso de lectura realizado durante la crisis sanitaria y las medidas adicionales adoptadas para aquellos clientes que eventualmente necesiten regularizar su situación.

Asimismo, desde el lunes 1 de junio, se abrirá la oficina comercial de Calama. Esto se hará con todas las medidas sanitarias correspondientes y los resguardos de distanciamiento social. “Nuestros clientes deben tener la seguridad que vamos a atender todos los casos en que existan dudas respecto de la facturación, pero les pedimos que no se aglomeren en nuestras oficinas, por su seguridad y la de nuestros colaboradores”, dijo Barraza.

Asimismo, hemos abierto el correo electrónico lecturas@cge.cl donde los clientes pueden enviar, sin costo, la lectura del medidor junto al número de cliente. Este canal se suma al número de atención de clientes 800 800 767 y a la página web www.cge.cl

Compartir

About Author

iphonerodrigo