SALUDVisto 4259 veces — 28 octubre 2022

No excederse en el consumo de dulces o caramelos, revisar los ingredientes de los dulces comerciales y preferir preparaciones que no contengan grandes cantidades de azúcar.

Ya se acerca Halloween, una fecha que se caracteriza por el alto consumo de dulces y caramelos en sus más diversas formas. Pero, ¿sabemos cuántos de estos dulces podemos consumir al día?

Todo depende del tamaño y los ingredientes. “La recomendación de la OMS es consumir como máximo 10% de las calorías diarias en forma de azúcar e idealmente menor al 5%, lo cual se traduce en que para niños, por ejemplo, de 6 años su requerimiento de energía es 1500 calorías al día y la cantidad recomendada es de 4 a 8 cucharaditas de azúcar al día, para un adolescente de 15 años que necesita 2500kcal/d la recomendación es 6 – 12 cucharaditas de azúcar al día y para un adulto que necesita 2000kcal, 5-10 cucharaditas de azúcar diaria”, explica Carolina Pye, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de los Andes.

Las cantidades que se pueden consumir pueden variar dependiendo del sexo de la persona, ya que están determinadas por los requerimientos de energía de las personas. “Por lo general, los hombres pueden consumir una cantidad levemente superior respecto a las mujeres”, agrega la especialista.

Ahora bien, las porciones recomendadas también cambiarán dependiendo del caramelo y la cantidad de azúcar añadida que contenga, entre otras cosas, ya que estas características determinarán su contenido de nutrientes y energía.

¿En que fijarnos a la hora de comprar los caramelos?

Carolina Pye comenta que un detalle clave a la hora de elegir los caramelos son los ingredientes que lo componen. “Lo más importante es no excederse en las cantidades, se puede celebrar haciendo preparaciones entretenidas para los niños pero que no incluyan grandes cantidades de azúcar, por ejemplo frutas decoradas. Si optan por dulces comerciales, además de comprar poco, ver los ingredientes y evitar aquellos con exceso de azúcares y colorantes artificiales”, agrega la académica UANDES.

Conoce los efectos del excesivo consumo de azúcar en la salud bucal de los niños

Rebeca Tapia, odontopediatra y académica de la Facultad de Odontología de la Universidad de los Andes, explica las principales consecuencias de la constante ingesta de azúcar y entrega recomendaciones para el cuidado dental de los niños.

Se acerca Halloween y con ello la llegada de los esperados dulces. Grandes y chicos disfrutarán en los próximos días de caramelos en múltiples formas. Sin embargo, es importante recordar los efectos del excesivo consumo de azúcar en la salud bucal, especialmente en los niños.

El consumo de azúcar favorece el desarrollo de caries, un niño que consume azúcar con alta frecuencia tiene un alto riesgo de tener caries antes de los tres años. “El daño que produce el consumo frecuente de azúcar, más de tres veces al día o todos los días, es igual en dientes temporales y permanentes. El daño se inicia con una caries y puede avanzar a una infección severa, la cual compromete la salud general del paciente y lleva a la perdida prematura de los dientes”, explica Rebeca Tapia, odontopediatra y académica de la Facultad de Odontología de la Universidad de los Andes.

La odontopediatra recomienda evitar el consumo de azúcar hasta los dos años. “En los niños mayores de dos años el consumo de azúcar debe limitarse a una o dos veces a la semana y en ocasiones especiales, por ejemplo, halloween”, agrega la especialista.

Sumado a lo anterior, es recomendable cepillar los dientes de los niños mínimo dos veces al día, con un cepillo específico para la edad y usar pasta con flúor. De la misma manera, es conveniente realizar un control odontológico antes del primer año.

La especialista también entrega consejos para el consumo de azúcar en niños pequeños:

• Limitar el consumo de azúcar a una o dos veces a la semana.
• Para colaciones y postres preferir alimentos sin azúcar, como fruta y lácteos.
• Educar a los niños, desde muy pequeños, en el cuidado y salud bucal.

Compartir

About Author

iphonerodrigo