EDUCACIÓNVisto 1171 veces — 15 mayo 2017

En estos tiempos dónde el país está inmerso en un ambiente pre eleccionario, y los candidatos de todos los sectores, hacen sus ofertas y propuestas, quiero detenerme en un punto, que para nosotros, desde las Universidades del Estado de Chile, es central.

Me refiero a lo que hemos planteado, de todas las formas posibles, respecto a que el foco de las propuestas sobre la Educación Superior debe estar puesto en la oferta y no en la demanda, como equivocadamente se sigue insistiendo.
Cuando hablamos de oferta nos referimos a las múltiples alternativas académicas que ofrecen las universidades chilenas, en nuestro caso, las estatales. Estas alternativas, deben estar supeditadas a la calidad y la pertinencia, por eso, los recursos tienen que ir hacia las instituciones responsables de velar por esos requisitos fundamentales.

A modo de ejemplo, me gustaría señalar que en nuestra Universidad de Antofagasta hemos abierto carreras que no obedecen a lógica del mercado educacional, sino que representan una necesidad del país y la región. Estamos convencidos que potenciando la oferta, se crea además un circulo virtuoso que impactará en nuestras otras áreas de desarrollo.

Por otra parte, hemos planteado que el sistema educacional es muy distinto al sistema bursátil y al financiero. Nosotros, tenemos un gran componente de responsabilidad social con nuestros alumnos y las comunidades que nos sustentan, por eso, las reglas del mercado que se reflejan en la intención de financiar la demanda, es decir, entregar más becas y créditos, lo consideramos una política francamente regresiva, y responsable en gran medida, de los problemas que enfrentamos hoy.

Principalmente, desde las Universidades del Estado vamos a insistir y a defender que la Educación Superior sea un Derecho y no un bien de consumo que se transa y se vende de acuerdo a las leyes del mercado. Si bien en Chile existe un sistema mixto, donde privados y públicos comparten la oferta de Enseñanza Superior, creemos que el Estado, como órgano superior de la sociedad organizada, debe velar por la generación de bienes públicos, no privados.

Tenemos camino recorrido con nuestras propuestas, de hecho, ya existe una ley en el Congreso nacional que si bien es perfectible, representa el camino por donde debemos avanzar, pus hay que construir sobre lo que tenemos, y no volver a cometer los mismos errores que llevaron al sistema educacional a la crisis.

Hoy existe una sociedad mucho más empoderada, informada y consciente de sus derechos que hace algunas décadas, por eso, es urgente que todos juntos respondamos a las demandas que se nos hacen.

Financiar la oferta significa fortalecer la educación pública, a la vez, se traduce en menos mercado y más equidad, y por supuesto, en dar una señal potente respecto a la utilización debida de los recursos del Estado, que como sabemos, son de todos los chilenos.

Dr. Luis Alberto Loyola Morales
Rector Universidad de Antofagasta

Compartir

About Author

iphonerodrigo