CRÓNICAVisto 734 veces — 14 agosto 2019

Con el objetivo de captar agua proveniente de la camanchaca en el sector, la Universidad Católica del Norte (UCN), a través un proyecto FIC-R, instaló cuatro neblinómetros en la Reserva Nacional La Chimba, al norte del radio urbano de la ciudad de Antofagasta.

La función de las estructuras es evaluar el potencial uso del recurso hídrico para desarrollar en esa área programas de restauración ecológica y otros usos domésticos, como sanitarios y duchas, excluyendo su ingesta.

“Queremos generar acciones de restauración ecológica, proveer de riego y ayudar a las cinco especies de cactáceas en riesgo que están en el sector”, indicó Mauricio Mora, director del proyecto, iniciativa que cuenta con el apoyo de la Conaf.

Agregó que durante tres meses se generó un mapa con la presencia de mayor neblina en la reserva. “Elegimos cuatro sitios de instalación que buscan medir la captación diaria de agua por metro cuadrado. Con un valor en litros podemos ver el potencial rendimiento de un determinado sector, para después instalar un atrapaniebla de mayores dimensiones”, explicó.

ESTUDIO

Los neblinómetros o atrapanieblas instalados en la Reserva Nacional La Chimba son equipos estandarizados internacionalmente y cada uno de ellos cuenta con una estación meteorológica que mide temperatura, intensidad del viento y cantidad de agua caída.
Mora detalló que junto al equipo recorrieron los lugares con mayor presencia de vegetación, en particular de líquenes adheridos, que demuestran un indicativo de gran humedad, específicamente en los sectores más altos de la reserva.

“Debemos continuar con el monitoreo de los datos, evaluar la condición de los equipos y revisar la información que nos puedan entregar. Tenemos que seguir desarrollando iniciativas que protejan la riqueza biológica de este lugar”, finalizó Mora.

Los atrapanieblas son una invención del físico de la UCN, Carlos Espinosa, quien ideó el concepto en 1956 cuando las familias antofagastinas vivieron momentos dramáticos por una inédita escasez de agua y problemas con el suministro de energía eléctrica. El primer prototipo fue instalado por el científico y otros investigadores de la universidad en las cercanías del Cerro El Ancla de la capital regional.

Compartir

About Author

iphonerodrigo