CRÓNICAVisto 768 veces — 31 enero 2012

Postura del consistorio ante el nuevo proyecto minero de la estatal fue formalizada la semana pasada en el Servicio de Evaluación Ambiental.

La Municipalidad de Calama consideró insatisfactorias las medidas de mitigación y compensación que postula Codelco en el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto Quetena, que consiste en la extracción de minerales desde los yacimientos Quetena y Genoveva, ubicados a tres kilómetros de la zona urbana de Calama y que se pretende entre en operaciones a comienzos del 2015.

El alcalde Esteban Velásquez explicó que dicha postura fue formalizada la semana pasada en el informe que al consistorio le correspondía presentar ante el Servicio de Evaluación Ambiental, que resuelve cada estudio que en esa materia se presente.

Del mismo modo, dijo que las compensaciones que están exigiendo son contundentes, “porque en cierta medida lo que Chuquicamata no entregó en su momento, hoy día a un hermano menor como Quetena le corresponde dar cuenta. Todo es posible para una empresa grande y potente como Codelco”.

Respecto a las medidas solicitadas, detalló que se refieren a una serie de obras de infraestructura, creación de áreas verdes, espacios de recreación, pavimentación e iluminación. “Hemos recogido también muchas observaciones que los ciudadanos nos han hecho llegar”, añadió.

“No nos oponemos al desarrollo de la industria minera, pero sí necesitamos que el impacto que genera  Codelco en conjunto, porque no podemos analizar por separado el impacto de Chuquicamata, Radomiro Tomic, Hales y ahora Quetena, sea mirado en razón de mejorar las condiciones de vida para los calameños, como entiendo está siendo supervigilado por los ejecutivos de la empresa”, concluyó el alcalde Velásquez.

Compartir

About Author

iphonerodrigo