CRÓNICAVisto 1641 veces — 23 marzo 2017

El financiamiento es una de las áreas débiles en el emprendimiento en Chile y, en el caso de la Región de Antofagasta, la principal traba para el crecimiento de las ideas de quienes se desenvuelven en este ámbito.

Si bien al inicio pueden acceder al financiamiento de sus familias, amigos y los ahorros personales, estos no son suficientes si se quiere escalar el negocio. Así lo comentó la Dra. Gianni Romaní Chocce, directora del Centro de Emprendimiento y de la Pyme (CEMP) de la Universidad Católica del Norte (UCN), en relación a los datos de la última Encuesta Nacional de Expertos (NES), desarrollada al alero del Global Entrepreneurship Monitor (GEM).

Para la especialista universitaria, también están los concursos públicos como el Capital Semilla de Sercotec, pero no todos acceden a esos fondos; y luego otras fuentes alternativas como plataformas de crowdfunding podrían ayudar al financiamiento, pero sigue siendo insuficiente. “En la Segunda Región tampoco tenemos Redes de Ángeles o fondos de inversión para etapas tempranas, por lo que esta situación pasa a ser una de las principales trabas para los emprendedores locales”, precisó.

ENCUESTA

Recientemente fueron publicados los resultados de la encuesta de expertos, que analiza distintos aspectos de la actividad. Al respecto, la Dra. Romaní explica que el resultado que se muestra es solamente de algunas dimensiones del contexto emprendedor. “No se han mostrado todas las dimensiones, por lo que la lectura puede estar sesgada. Claramente, se aprecia en el último año una valoración mejor por parte de los expertos a la dimensión de transferencia en investigación y desarrollo, y una peor evaluación del acceso al financiamiento. Sin embargo, una dimensión que no se muestra y en la que Chile también está al debe, se refiere a la apertura del mercado interno, es decir, a las prácticas comerciales habituales y los marcos regulatorios que todavía no son lo suficientemente flexibles de forma que faciliten que las empresas nuevas y en crecimiento puedan competir. En la medida que esta regulación mejore, tendremos un mejor entorno para el emprendimiento”, manifestó la académica de la UCN.

AVANCE

Respecto al avance del emprendimiento en la región, dijo que falta mejorar la calidad de los emprendimientos, y no solo desde la periferia, sino en el conjunto del país. Hay tasas de emprendimiento en etapas iniciales por encima del 20%, pero no son sostenibles en el tiempo, indicó. Un indicador de esto es la tasa de la actividad de los emprendedores establecidos, que no supera el 6% en la zona.

Agregó que la integración entre el sector privado y la academia sin duda repercute en la calidad de los emprendimientos. Pero en la Región de Antofagasta se avanza a pasos muy lentos, quizás porque los tiempos de la academia y el sector privado no son los mismos.

Compartir

About Author

iphonerodrigo