CULTURAVisto 495 veces — 09 agosto 2018

Una sorprendente exposición que reúne el trabajo de siete artistas, que ganaron la convocatoria internacional de SACO7, inauguró en el Muelle Histórico de Antofagasta con la exhibición Origen y Mito del Festival de Arte Contemporáneo.

Son representantes de diversas partes del mundo como Valeria Fahrenkrog (Chile – Alemania), Juan José Alfaro (Costa Rica), Barbara Schall (Brasil), Gergana Elenkova (Bulgaria), Thiago Guedes (Brasil), Tomasz Matuszak (Polonia), Rodrigo Toro (Chile), quienes postularon entre más de 200 proyectos de todo el orbe, y que tanto el público regional como nacional podrá apreciar de forma gratuita hasta el 14 de septiembre, en el casco histórico de la capital minera de Chile.

La exposición, ubicada en un lugar céntrico e histórico de Antofagasta, se enmarca dentro del circuito expositivo museo sin museo del Festival de Arte Contemporáneo, organizado por el Colectivo SE VENDE y presentado por Minera Escondida / BHP que contempla 11 exposiciones en Antofagasta y una en San Pedro de Atacama, contando además con el apoyo del Programa Otras Instituciones Colaboradoras del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Para Dagmara Wyskiel, Directora de SACO7 esta muestra refleja que “‘somos quiltros todos. Y mientras más quiltro, más origen’. Una frase ha inspirado a cientos de artistas de todo el mundo a punto de ponerse a crear una obra específicamente para el Muelle Melbourne Clark. SACO es profundamente y orgullosamente heterogéneo, aquí exponen artistas con carrera internacional con principiantes locales, adolescentes de colegios de Antofagasta y pensadores de renombre internacional. Rompemos esquemas, antes de que se conviertan en barreras”.

Mientras que Gloria Valdés, Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de la Región de Antofagasta, señaló que: “Como Ministerio es un agrado constatar la consolidación que SACO ha alcanzado en los últimos años, promoviendo el acceso democrático a la cultura, en especial del arte contemporáneo. Un evento que sin duda ha contado y cuenta con el apoyo de esta Seremia”.

La selección de las siete obras ganadoras estuvo a cargo de un jurado especialista en el ámbito artístico cultural, compuesto por Inés R. Artola, española, historiadora del arte, curadora y musicóloga; Gloria Cortés Aliaga, historiadora del arte chilena y curadora del Museo Nacional de Bellas Artes; Sebastian Cichocki, curador en Jefe del Museo de Arte Moderno de Varsovia; la costarricense Lola Malavasi, co-directora y encargada de proyectos de educación de TEOR/éTica, proyecto independiente para la investigación y difusión de arte contemporáneo con base en Costa Rica, y Dagmara Wyskiel, artista y gestora cultural polaca, fundadora y presidenta del Colectivo SE VENDE y directora del Festival de Arte Contemporáneo SACO.

El público pudo aprovechar la instancia para conocer de primera mano a los artistas que presentaron sus obras en el muelle, lo que permitió un diálogo que acercó como pocas veces es posible a los autores de las obras con los espectadores de la misma.

Por su parte, Alexandra Mundaca, Superintendente de Comunidades de Minera Escondida, señaló que “cada año SACO se transforma en una inspiración en la ciudad, un espacio de expresión artística que nos moviliza a mirar con mayor detención, esta vez el Origen y mito de cada una de nuestras historias. Y nosotros, Minera Escondida y Colectivo Se Vende, también tenemos un origen que durante los años se ha establecido como una alianza estratégica para generar capacidades en la región, para facilitar el acceso a todas las personas y agregar valor a este festival. Un proyecto que ha trascendido las fronteras y que hoy se posiciona como uno de los espacios de Arte Contemporáneo de Latinoamérica”.

Obras en exposición

Las siete exhibiciones que se encuentran en la exposición del muelle abordan diversas temáticas y se presentan en distintos formatos a lo largo del monumento histórico, pero poseen un factor en común: origen y mito, concepto curatorial que da sentido a la exposición del muelle y a todo el Festival SACO7.

La primera obra es Like my father – like my son, y consiste en letras imprentas en la entrada del Muelle Histórico. La pieza, del polaco Tomasz Matuszak , es una abreviación del proverbio inglés que habla de que todo está yendo de la misma manera de generación en generación, donde el artista toma en cuenta la historia del Melbourne Clark como un factor importante en el pasado de Antofagasta, y que puede influir tanto en su presente como en su futuro.

Al continuar el recorrido, se puede apreciar el duplicado del Monumento al “Chango” López de Osvaldo Ventura, una obra llamada Fragmentos de Memoria de Valeria Fahrenkrog, artista visual chilena con base en Berlín, que se inspira en los mitos que rondan sobre la figura de Juan López, primer habitante de Antofagasta, para realizar una copia del Monumento de Ventura inaugurado en 1974, que fue destruido años más tarde en un intento de traslado.

Detrás del Chango, en la primera grúa a la izquierda, se distingue algo suspendido al compás del suave movimiento del viento: es Chánove de Gergana Elenkova, la instalación de la multifacética artista búlgara, radicada en España, que construye un paisaje sonoro-visual natural dentro del contexto particular de Antofagasta. Los chánove son tipos de campanas que pueden ser hechas en cobre, zinc o estaño y sus sonidos místicos son patrimonio único de la etnia búlgara.

A su derecha, aproximadamente en el medio del Muelle, se asoma una bandera a medio mástil como símbolo de protesta. Sus variadas telas flamearán evocando los colores de la piel brasileña. En cada trozo se distinguen frases de mujeres, extraídas de testimonios de violencia. Un trabajo titulado En tu seno, oh Libertad! de Bárbara Schall, artista plástica nacida en el sur de Brasil con estudios en Alemania, que interpreta la violencia de género como el origen del mito de la diversidad.

El segundo trabajo de arte sonoro posee un diálogo importante con el entorno. Las variaciones en el clima causan cambios en la velocidad de los sonidos, que están constituidos por música y relatos locales. Se trata del Hummingbird #3 del artista chileno Rodrigo Toro, que creó este dispositivo que funcionará como un tocadiscos activado por el viento del Muelle.

Casi al final del recorrido, un gran y amplio espacio de espejismos invita a entrar entre formas geométricas, al Origen y mito de cada uno visto por el prisma del tiempo geológico. Se trata de la Mineralogía del ser del artista e investigador brasileño Thiago Guedes. Esculturas de película espejada y piedras alineadas en el paisaje para la orientación espacial de los pueblos ancestrales. El conjunto de formas que emerge de la geometría fractal de piedras reales de las minas desactivadas de Antofagasta y que trae la memoria mineralógica del lugar.

Finalmente está Topófono de Juan José Alfaro, una impactante canalización del paisaje sonoro mediante conos. La propuesta del artista y arquitecto costarricense busca evidenciar el Muelle Melbourne Clark como un límite que filtra las sonoridades del espacio, para encontrar vibraciones genuinas que tienen al mar como entorno originario y al muelle como eco de las circunstancias humanas.

El horario para poder visitar estas creaciones es de lunes a sábado de 10:00 a 18:00 y domingo de 11:00 a 18:00 horas. Entrada liberada.

Compartir

About Author

iphonerodrigo