CRÓNICAVisto 907 veces — 11 octubre 2018

Un total de 6 máquinas inclusivas incorporó a su flota la Línea de Taxibuses 119, las que ya están completamente operativas e incorporadas al tráfico diario del transporte público de TransAntofagasta.

Con esto, Línea 119 pasó de 40 a 46 máquinas en total, lo que mejora la frecuencia de sus recorridos que abarcan desde el sector residencial Costa Laguna, por el norte, hasta la Universidad de Antofagasta, Campus Coloso.

“Con esto somos la línea que tiene más máquinas inclusivas de todo el TransAntofagasta, la flota más moderna de la ciudad y que cuenta con un recorrido directo y una frecuencia cada vez menor, alcanzando los 3 minutos en horario punta mañana. La exigencia era 4 máquinas inclusivas, y ya estamos en 6”, explicó Gabriel Espoz, empresario de la Línea 119.

“Estos 6 buses cuentan con una rampa especial de acceso, y tienen una zona destinada a la ubicación de la silla de ruedas, lo que les permite una mayor autonomía y seguridad a estas personas”, agregó Víctor González, representante de Línea 119

“Somos la línea con mayor cantidad de buses con elevador, que permiten a pasajeros con movilidad reducida puedan trasladarse sin problemas, cumpliendo con los estándares técnicos que definió el Ministerio de Transportes”, detalló Espoz.

Además, se implementó un fono de atención para orientar a estos pasajeros (+56224099934), donde les informan recorridos, e incluso permite avisar a los conductores los puntos exactos en que podrían subir estas personas, para que los choferes pongan atención en los paraderos.

La labor de los conductores es clave, dado que son los encargados de manejar la rampa de acceso y prestan auxilio a las personas que se mueven en silla de ruedas, tanto al subir como al bajar de la máquina.

De hecho, desde la Línea 119 detallan que el personal fue capacitado, lo que es una política permanente de esta empresa, dado que sus trabajadores han participado de talleres de primeros auxilios y manejo a la defensiva, en el último tiempo.

El tiempo que demora una persona en subir o bajar, promedia los dos minutos. La idea es que junto a esta política de introducir taxibuses inclusivos en el TransAntofagasta, es poder mejorar los paraderos para atender a estos pasajeros.

“Fuimos la primera línea en poner al servicio de la comunidad una de estas máquinas inclusivas, la que lleva más de 2 meses de operación, sin aporte del gobierno, financiada totalmente por el antofagastino Rafael Moreno”, agregó Espoz.

Compartir

About Author

iphonerodrigo