CRÓNICAVisto 1010 veces — 20 marzo 2019

Durante el mes de abril se proyecta el inicio de obras.

Más de 15 kilómetros de longitud entre el acceso norte de Mejillones hasta la localidad de Michilla, serán totalmente mejorados por parte del Ministerio de Obras Públicas, a través de la Dirección Regional de Vialidad, por un monto cercano a los 9 mil millones de pesos.

El proyecto, en su primera etapa, se encuentra adjudicado a la empresa Remavesa e iniciará obras a mediados del mes de abril, posterior a la entrega de terreno, con un plazo de ejecución de 540 días.

Al respecto, el secretario regional ministerial de la cartera, Edgar Blanco, precisó que se trata de una de las obras más grandes a desarrollarse en el presente año en materia de conectividad vial, dado que cambiará totalmente el estándar de la ruta costera en un tramo que actualmente presenta serias deficiencias. “Este tramo de la ruta 1 presenta un desgaste importante de la carpeta asfáltica y tampoco cuenta con obras de evacuación de aguas lluvias, por lo que el sector debía ser intervenido para dejarlo con los estándares de seguridad que el usuario merece”, apuntó.

El proyecto consiste en una reconfiguración de la geometría del trazado en sectores específicos de curvas restrictivas, pavimentación mediante carpeta asfáltica de rodadura en una plataforma de camino de 13 metros de ancho (4 metros más ancha que la existente), mejoramiento de obras de seguridad vial con señalización vertical en toda la longitud de camino, principalmente en las intersecciones y curvas; construcción de defensas camineras galvanizadas en tramos peligrosos; demarcación del pavimento y tachas reflectantes. Asimismo se proyectan dos pistas de aceleración y desaceleración; cuatro paraderos (dos en la intersección de Chacaya); dos bahías de descanso para vehículos livianos; cuatro estacionamientos para camiones, etc.

“Una forma de poner el país en marcha es asegurar una conectividad segura, es por esto que este tipo de obras son prioridad para el Presidente Sebastián Piñera”, enfatizó Edgar Blanco.

Actualmente, el camino presenta características rurales y cuenta con un ancho de plataforma de 9 metros promedio, con bermas de ancho variable y en mal estado. Por otra parte, dado que no existen cauces definidos en la ruta, actualmente se produce inundaciones durante emergencia por precipitaciones, por lo cual el proyecto incorporará medidas que permitan encauzar las aguas lluvia y mitigar los daños que pueda producirse en la infraestructura vial.

Compartir

About Author

iphonerodrigo