POLÍTICAVisto 1067 veces — 03 junio 2024

“Si bien las expectativas eran altas, sumado al altísimo volumen de contrataciones de periodistas en el Estado, el resultado – en los hechos – ha sido muy malo”, afirma el especialista en comunicaciones, Rodrigo Durán Guzmán.

Se esperaba que fuera una de las grandes fortalezas bajo su gestión. De hecho, la dotación de periodistas en el Estado ha aumentado – bajo en este gobierno – en cerca de un 100% a nivel nacional. Lo anterior, con el objetivo de mostrar y acercar los temas a la ciudadanía. Eso al menos en el ideal.

Porque en la realidad una de las grandes falencias y déficit del actual gobierno liderado por Gabriel Boric ha sido – precisamente – la pobre efectividad en la gestión comunicacional, una debilidad que le ha traído más de un dolor de cabeza a las autoridades que han sido incapaces de generar una narrativa en torno a los logros del Ejecutivo.

Al respecto el especialista, académico y máster en Comunicación Estratégica, Rodrigo Durán Guzmán, explicó que “si sólo comparamos el número de pautas de prensa entre este gobierno versus el de Sebastián Piñera lo cierto es que vemos una baja considerable de estas acciones, que por lo demás entregan insumos claves para el trabajo periodístico, para que los medios tengan hechos informativos que contar, poniendo a disposición de las personas para que se informen y tomen buenas decisiones. Podríamos perfectamente calificar como mediocre y débil la gestión de comunicaciones del gobierno, cuestión que no sólo afecta a la SECOM, sino que es un patrón a nivel nacional: la debilidad, la falta de profesionalismo, la falta de creatividad, la falta de gestión y la ausencia de ganas por estar en terreno. La verdad es que de un gobierno de izquierda como este se esperaba mucho más en lo comunicacional, pero han sido una absoluta decepción profesional”.

Durán agrega que “no deja de ser llamativo que este gobierno, que se supone representa las banderas de la izquierda, esté tan alejado de los territorios y comuniquen pocos hitos. De hecho la estrategia en torno a la figura del Presidente Boric es que sólo se remita a discursos y tenga mínima interacción con periodistas, lo que no deja de llamar la atención porque – supuestamente – entre los atributos de Boric destacan su carisma, su simpatía y su habilidad política. Pero la señal que el gobierno comunica es que lo tienen escondido para no exponerlo y con eso mantener a flote su aprobación que bordea el 30%.”.

Improvisaciones y descoordinaciones

Otro de los aspectos que destaca Durán es lo que requiere a las descoordinaciones “donde hemos visto, por un lado, a la ministra Tohá diciendo A, por su parte la ministra Vallejo afirmando B y el subsecretario Monsalve, que es muy salomónico por lo demás, se queda en C. Entonces hay una descoordinación evidente y que no se entiende en un sector político que tiene mucha más vocación política y de poder que la derecha. Sin ir más lejos, en la oposición es factible encontrar autoridades sin empatía y sentido de la realidad. Pero lo que hemos visto en este gobierno ha sido un desastre. Al punto que ningún ministro o ministra está bien posicionado para competir, a nivel presidencial, contra Evelyn Matthei o José Antonio Kast. Ahora bien, falta mucho aún y previo a esa elección se verá la capacidad política – de ambos sectores – en las próximas elecciones municipales. Pero el margen de mejora que tiene el gobierno será cada vez menor”, concluyó Rodrigo Durán Guzmán.

Compartir

About Author

iphonerodrigo