POLÍTICAVisto 11405 veces — 25 enero 2023

De manera transversal distintos senadores calificaron de “gravísima” la filtración de una reunión de la canciller y sus asesores y lamentaron que “se dañen las relaciones bilaterales con un país amigo”, “enlodando una tradición republicana bicentenaria de profesionalismo y rigurosidad de la Cancillería chilena”.

Su rechazo transversal a la forma y el fondo del caso de las filtraciones de conversaciones privadas de la Cancillería, expresaron los senadores Jaime Quintana, Francisco Chahuán e Iván Moreira, presidente e integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores, junto a diversos senadores, tales como, Iván Flores y Rojo Edwards.

Lo legisladores calificaron de “gravísimas” las expresiones de un grupo de asesores de la Cancillería y expresaron que ven con preocupación que “se dañen las relaciones bilaterales con un país amigo” y que “se haya enlodado una tradición republicana bicentenaria de profesionalismo y rigurosidad de la Cancillería chilena”.

GRUPO DE “NOVATOS IRRESPONSABLES”

El senador Jaime Quintana, presidente de la Comisión de RREE, quien fue aludido descomedidamente en las filtraciones señaló que “no me referiré al adjetivo que el equipo de la Cancillería tiene de mi persona”…”Lo más preocupante es que la política exterior chilena está en manos de un grupo de novatos irresponsables que se conciertan de manera vulgar para dañar la figura de un embajador de un país amigo”.

Agregó que “esta situación se torna cada vez más compleja toda vez que el Presidente de la República se encuentra de visita en Argentina” y precisó que incluso se podrían desglosar “responsabilidades tipo penal por espionaje”, en este caso. “Aparece un grupo de personas en un diálogo que podría constituir un delito porque se torna delicada y sensible la relación con un país con el cual compartimos 200 años de historia”.

El senador Quintana lamentó además que se “afecte gravemente la centenaria tradición de profesionalismo en la Cancillería chilena que ha sido un orgullo en distintas administraciones. A eso hay que ponerle remedio pero dónde se hacen ver las responsabilidades no me corresponde calificarlo. Es la propia Canciller, Antonia Urrejola quien debe sopesar la gravedad de esta situación y es el Presidente Gabriel Boric quien debe tomar la decisión sobre cómo se conduce la política exterior chilena”.

GRAVE FILTRACIÓN

En la misma línea, el senador Francisco Chahuán, precisó que “soy de los que entiende que la visión de estado que se expresa desde la Cancillería es fundamental y, por tanto, no pueden haber filtraciones de esta naturaleza”.

“Lo más delicado es que se trata de una reunión privada del entorno de la ministra”, dijo el parlamentario quien añadió que los calificativos en cuanto al rechazo del proyecto Dominga y los apelativos en contra de un embajador son graves, más aun considerando que el Presidente Boric está de visita en Argentina”.

A su juicio, la renuncia de la jefa de Comunicaciones de la Cancillería no es suficiente, “tienen que hacerse los sumarios necesarios y establecer las responsabilidades”.

“INVOLUCRADOS DEBEN SER SANCIONADOS”

Por su parte, el senador Iván Moreira, manifestó que “me parece gravísimo y peligroso que se estén grabando audios de conversaciones que se filtren desde la Cancillería, porque se trata de diálogos en que se usan lenguajes inaceptables sobre autoridades y parlamentarios”.

Añadió que “uno se da cuenta que, al final de todo esto, el embajador Bielsa resultó ser un niño de pecho comparado con la cancillería y las reuniones secretas que son grabadas”. “Es una situación peligrosa pues ¿qué pasará mañana cuando se hable de soberanía y temas sensibles y estas conversaciones trasciendan en estos términos?”, se preguntó.

El parlamentario precisó que “en lo particular me interesa saber -aparte de los insultos e ironías- a qué se refieren cuando dicen que ‘le van a recodar al Canciller lo del buque inglés y las presiones que se recibieron’; ‘qué significa que los acuerdos así como se firman se pueden dejar caer’. Hay muchas explicaciones que se tienen que dar no basta con la renuncia de la jefa de comunicaciones”.

“ESTO NO ES DESPROLIJIDAD”

En tanto, el senador Iván Flores comentó que “esto es más que una desprolijidad, es muy grave lo que ha ocurrido: al interior de la Cancillería en una reunión de un equipo de trabajo, trascienden esto. Es vergonzoso, la Cancillería lo que ha hecho es echar lodo a una tradición republicana de un Ministerio que siempre ha estado en el tope de la aceptación ciudadana”.

“Por tratar cuestiones de estado, por defender a la república y trabajar en asuntos que generan unidad nacional, tal como la promoción de Chile en el exterior, la Cancillería se desligó siempre de la contingencia, de la política dura y trabajaba para todo el estado”, comentó el senador Flores.

Asimismo consideró que el rol de la ministra está en tela de juicio pues “lo que se ha dicho en torno a confabular una suerte de encerrona publicitaria o comunicacional a un embajador… cómo se les ocurre calificar así al presidente de la Comisión de RREE que lo único que ha hecho es facilitar la tramitación de proyectos y lo más grave es que en dicha reunión no solo había un equipo con poca experiencia sino personas con mayor trayectoria y la propia canciller que jamás debió permitir que se sostuvieran estos argumentos”.

LIVIANDAD Y FRIVOLIDAD EN MATERIAS DE ESTADO

A su turno, el senador Rojo Edwards afirmó que “me parece gravísima la liviandad, frivolidad y el tenor de las declaraciones, en una reunión donde se estaban tratando materias de estado. Toda esta situación dejan muy mal parado a Chile”.

A su juicio la cancillería “debe dar explicaciones en Chile y a otros gobiernos por cómo fueron tratados”. Sin embargo, “lo más preocupante es que los diálogos dejan entrever materias complejas. Por ejemplo ¿a qué se refieren con que los acuerdos así como se firman se dejan caer?, ¿a qué actuación de Chile en la plataforma continental se refieren?. Creo que dejan demasiadas dudas en el contenido”.

Además, en cuanto a la forma, el senador Edwards precisó que “las expresiones son responsabilidad de quienes las emiten y esto no se soluciona cortando por el hilo más delgado, con la salida de la jefa de Comunicaciones”. “Aquí se trata de un equipo que no puede seguir funcionando y tiene que haber un tipo de sanción”, expresó.

Compartir

About Author

iphonerodrigo