POLÍTICAVisto 1629 veces — 18 diciembre 2023

Las principales razones para rechazar el texto fueron que eliminaba o ponía en peligro derechos y garantías existentes, la falta de confianza sobre el buen trabajo del Consejo Constitucional y el desacuerdo con artículos específicos.

La empresa de investigación de mercados Ipsos lanzó su más reciente informe “Claves Ipsos”, para lo que encuestó 800 personas en días previos al Plebiscito sus motivos para votar, así como sus principales opiniones y preocupaciones respecto un posible triunfo de la opción En Contra.

Con el triunfo de la opción En contra ¿cómo seguimos?

Con el triunfo de la opción En contra, 53% cree que la actual discusión constitucional debe cesar. Este número se compone de un 29% que piensa que la discusión debería terminar definitivamente, y un 24% que piensa que debe retomarse en unos años. Por otro lado, 39% piensa que la discusión constitucional debe retomarse inmediatamente, y deben proponerse alternativas para avanzar en el cambio de constitución.

No hay acuerdo sobre la fórmula para una futura nueva discusión constitucional, pero crece la preferencia por un grupo de personas expertas designadas por el Congreso (45%), cinco puntos porcentuales más que la medición pasada. Por otro lado, un 39% dijo que el nuevo proceso debería ser realizado a través de representantes que constituyan una nueva asamblea o consejo constituyente.

“Pese a un segundo rechazo a una propuesta constitucional, la mayoría de las personas sigan apoyando un cambio. Pero, no en forma inmediata, sino que se debe superar este largo proceso y su desgaste. Claramente no están las condiciones del país, la voluntad del sistema político y mucho menos la tolerancia ciudadana para emprender un tercer proceso. Este será un desafío futuro para el país que requerirá de nuevos líderes” comenta Alejandra Ojeda, Gerenta de Estudios Públicos de Ipsos Chile.

El triunfo de la opción En Contra

Las razones para votar En Contra se concentraron principalmente en que el texto eliminaba o ponía en peligro derechos y/o garantías ya existentes en el país (24%); la falta de confianza en que el Consejo Constitucional haya realizado una buena propuesta (19%) y el desacuerdo con algunos artículos que tratan temas importantes para la persona consultada (17%).

Si bien desde la primera consulta del Estudio Claves Ipsos realizada en octubre aumentaron los niveles de información, más de la mitad de las personas indicaron estar sólo algo informadas a días del plebiscito (56%), mientras un 30% se declaró muy informado. Aquellos que dicen no estar informados disminuyeron desde un 15% en la primera medición a un 7% en diciembre.

Los niveles de información entre los votantes de ambas opciones eran equivalentes a días del plebiscito. Pero entre las personas indecisas primaba el desconocimiento, donde 44% declaraba no saber por no contar con suficiente información y 20% se declaraba estar nada informado.

Con el triunfo de la opción En Contra, 34% de las y los chilenos cree que ninguno, que nadie ganó. Por otro lado, según el sondeo, entre los principales perdedores están el Partido Republicano (25%) y José Antonio Kast (17%).
No hay consenso sobre las consecuencias del rechazo del texto para el país, pero prima la visión positiva (39%) por sobre la negativa (28%). Solo un 13% dijo que no será importante y un 20% dijo no saber.

Quienes creen que habrá consecuencias positivas se inclinaron por opciones como: se evitarán posibles pérdidas de derechos ya ganados (46%), se cerrará una etapa y se comenzará a pensar en el futuro del país (21%) y habrá más estabilidad económica para el crecimiento (11%).

Por otro lado, las consecuencias negativas serían: aumentará la inestabilidad económica (22%); habrá más división o polarización entre las personas (19%) y aumenta la posibilidad de un nuevo estallido social para el país (18%).

“Este segundo proceso estuvo marcado por la apatía, por la desvinculación emocional. El estado de ánimo ciudadano que acompañó desde el inicio al trabajo del Consejo Constitucional fue el cansancio. Por tanto, se tuvieron menores niveles de interés que se tradujeron en menor información. Los datos de Ipsos a poco más de una semana del plebiscito eran que dos que uno de cada cinco votantes se mantenían indecisos. El triunfo de la opción En Contra tiene coordenadas ideológicas, pero también tiene un componente de castigo a un proceso que se significa como fallido. El voto En Contra significó para las personas el cerrar una etapa conflictiva sin poner en riesgo lo ganado” indica Alejandra Ojeda, Gerenta de Estudios Públicos de Ipsos Chile.

Compartir

About Author

iphonerodrigo