DEPORTESVisto 446 veces — 12 septiembre 2017

Dicen que el ciclismo es el deporte más lindo pero también incomprendido del mundo, sin embargo, en los últimos años, este deporte no quiere morir y ha mostrado con muchas ganas y sacrificio que en la comuna de Antofagasta hay muchos jóvenes que están participando y desean mantener viva esta actividad.

Lo anterior, es la visión que refleja René Araya Jiménez, quien a sus 88 años y una memoria privilegiada, destacó con mucho orgullo que actualmente muchos jóvenes y dirigentes nuevos están manteniendo viva esta disciplina, que en la década del 70 llegó a ser vice campeón de Chile en equipos y campeón en individuales, ambos en 1974 en la ciudad de Temuco.

Por esta razón es que la Asociación de Ciclismo de Antofagasta y la Corporación Municipal de Deportes y Recreación (CMDR), en el marco de la fecha de competencia de la Federación Norte, le entregaron el pasado domingo un reconocimiento por su vida dedicada a su disciplina favorita, con la cual ha recorrido todo el país, primero como pedalero y después como dirigente.

“Me inicié como ciclista a los 15 años en el año 1945 y corrí hasta el año 53 por una lesión en la rodilla por accidente, pero he seguido colaborando en todo lo que puedo a los clubes y asociaciones. Soy el ciclista más antiguo que corrió en la carrera a Mejillones que fue hace setenta años, nadie queda vivo, fui presidente por varios años de la asociación de ciclismo de Antofagasta, antiguamente las corridas que se realizaban en la avenida Brasil y después por el asunto de los autos (crecimiento) lo trasladaron a La Portada, antes no se podía realizar en el camino a Juan López y La Rinconada porque no era pavimentado como es ahora”, así nos describe René Araya parte de su trayectoria deportiva y dirigencial.

Respecto al desarrollo y futuro del ciclismo en nuestra comuna, el dirigente destacó que “hacía tiempo que en el ciclismo no veía muchos elementos y hoy lo tenemos, estoy feliz y contento (…) el ciclismo en Antofagasta no va a morir porque vemos muchos jóvenes que les gusta este deporte pero siempre le han dado poca publicidad y difusión, y a pesar de ser un deporte sumamente caro va seguir moviendo, la implementación lo debe comprar el mismo ciclista y por eso necesita el apoyo material. Todos los que practican son deportistas jóvenes que trabajan, no son profesionales, deben comprar sus equipos con harto sacrificio. Me llena de alegría ver hoy a tanta juventud con mucho entusiasmo y también varios dirigentes”.

Finalmente René Araya recuerda que “llegó un tiempo en que el ciclismo en Antofagasta estaba yo sólo dirigiendo, nadie me ayudaba, ahora veo más dirigentes participando y eso me llena de orgullo para que se siga manteniendo y levantando a este deporte”.

Compartir

About Author

iphonerodrigo