POLÍTICAVisto 2157 veces — 19 diciembre 2019

Con el respaldo del Senado, la iniciativa quedó despachada por el Congreso. La norma para incorporar criterios de paridad, inclusión de independientes y escaños para pueblos originarios no alcanzó el quórum requerido.

Asimismo, con 23 votos a favor y 14 en contra, la sala desechó –por no alcanzar el quórum requerido- el numeral 4 de la iniciativa que buscaba incorporar la paridad, la inclusión de independientes y escaños reservados para los pueblos originarios

Tal como ocurrió en la Comisión de Constitución y en la Cámara de Diputados, la discusión estuvo centrada en la incorporación de criterios de paridad, de inclusión de independientes y de escaños reservados para los representantes de los pueblos originarios.

Durante el debate intervinieron en el debate los senadores Isabel Allende, Jacqueline Van Rysselberghe, Alejandro Guillier, Álvaro Elizalde, Ena Von Baer, Felipe Harboe, José García Ruminot, Iván Moreira, José Miguel Insulza, Guido Girardi, Luz Ebensperger, Rabindranath Quinteros, David Sandoval, Carolina Goic, Rodrigo Galilea, Jaime Quintana , Carlos Montes, Carmen Gloria Aravena, Ricardo Lagos, Carlos Bianchi, Adriana Muñoz, Juan Ignacio Latorre, José Miguel Durana, Jorge Pizarro, Alejandro García Huidobro, Juan Pablo Letelier, Kenneth Pugh, Ximena Órdenes, Yasna Provoste , Pedro Araya, Juan Castro, Alejandro Navarro, Ximena Rincón, Francisco Chahuán, Jorge Soria , Felipe Kast , Juan Antonio Coloma , Alfonso de Urresti, Andrés Allamand, Víctor Pérez

MOMENTO CLAVE

Para la senadora Allende estamos ante un momento clave porque “luego de 40 años se abre camino a una nueva Constitución hecha en democracia…La gente quiere ser partícipe, ser escuchada. El pueblo se manifiesta en las calles y se ha manifestado por una nueva Constitución…debe haber paridad, somos la mitad del país y nos cuesta mucho más dada la subsistencia de los valores del patriarcado. Reconocemos al movimiento feminista que ha impulsado esto y sería importante tener una convención de igualdad de género”.

La senadora Van Rysselberge valoró que la discusión se esté dando en un marco de respeto y recordó el origen del acuerdo alcanzado el 15 de noviembre “en un contexto de violencia increíble y con un precio del dólar disparado…llegamos al acuerdo que este proyecto se iba a votar como un todo, sin indicaciones y que las reformas a la ley electoral se podían hacer después. Pido que se respete la palabra empeñada… no nos parece que ese acuerdo se borre con el codo”.

A su turno, el senador Guillier pidió una pausa para ver los cambios que está realizando la Cámara en materia de los miembros de la convención y manifestó que “lo que hagamos hoy va a marcar el destino de país…No hay que perder la brújula y lo que nos está diciendo la gente en las calles, en los cabildos constituyentes y en la consulta municipal…hay una cancha dispareja y se hace inviable que puedan participar independientes, mujeres y pueblos originarios”.

El senador Elizalde destacó el protagonismo del “pueblo de Chile que salió a las calles a manifestar el hastío por situaciones de abusos” y junto con hacer un reconocimiento a los presidentes de los partidos que concurrieron al acuerdo, enfatizó que la nueva Constitución “tiene que representarnos a todos. El acuerdo es perfectible, pero para construir una casa se debe construir el primer piso y quienes se niegan a construir el primero, porque no se ha considerado el segundo piso, no están en el camino correcto”.

La senadora Von Baer dijo que “espero que con esta votación se inicie un proceso en el que a partir de nuestras diferencias seamos capaces de consensuar un proceso común”. Agregó que “para construir el Chile con que soñamos tenemos que llegar a acuerdos que necesariamente se edifican sobre la confianza, sobre la palabra empeñada…Que pesadumbre tiene mi alma por lo fugaz que ha sido el momento estelar de la política chilena, por lo rápido que volvimos a la mezquindad”.

CAMINO INSTITUCIONAL

Por su parte, el senador Harboe expresó que “necesitamos una nueva Constitución porque es un tema de todos porque condiciona la vida de las personas. Soy militante de un partido político pero firmé a favor de incluir a independientes. Soy hombre pero apoyo que participen mujeres. Tampoco represento a los pueblos indígenas, pero sí creo que serán un aporte. Eso no significa no cumplir un acuerdo”.

Para el senador García Ruminot, “la ciudadanía nos pide mayores oportunidades y eso lo garantiza una Constitución pero también el crecimiento económico distribuido con criterios de justicia. Me preocupa que este proceso genere expectativas falsas y más descontento social. Voto a favor porque quiero que se pregunte a la ciudadanía si quiere una nueva Constitución pero nosotros debemos encausar el proceso”.

El senador Moreira reconoció que “es angustiante tener que votar a favor tras un acuerdo político porque el futuro de Chile está en nuestras manos. El proyecto se rinde a una calle violenta a la que le interesa derribar el sistema político. Hoy piden cuotas para independientes, mujeres y pueblos originarios. Con esta actitud estamos sacrificando la Constitución que se consensuó en democracia el 2005”.

“Cualquier cambio que se propone debe ser llevado a cabo por vía institucional” con esa frase comenzó su intervención el senador Insulza. “Si nos preguntamos ¿qué es lo nuevo en esta era? La respuesta es la igualdad de género. ¿Por qué no plasmar eso en nuestra Constitución?”, sentenció advirtiendo que no hay que aceptar las presiones de las que hemos sido víctimas como parlamentarios.

Luego el senador Girardi admitió que “estamos hablamos de la crisis de la democracia liberal, el anacronismo de nuestras instituciones y la falta de empatía entre representados y representantes. Esto pasa en todo el planeta”. Recordó que “murió la Constitución de Pinochet que es la fuente de todos los abusos. Aspiro a una Carta Fundamental para unos pocos años porque en esta era, todo cambia muy rápido”.

La senadora Ebensperger mencionó la importancia de este momento en la historia. “La gran mayoría de los partidos firmamos un acuerdo que era complejo para nosotros (UDI) Creo en la actual Constitución y los cambios que se le han hecho estos años. El llamado es a cumplir la palabra empeñada que era firmar este texto sin cambios, por eso cuestiono las indicaciones”, argumentó.

MIRADA A FUTURO

El senador Quinteros inició su intervención con un llamado a los “jóvenes para sean conscientes de su protagonismo en este triunfo, porque después de esto no habrá barrera institucional que pueda impedir construir la casa de todos”. Asimismo recordó que “se intentó una y otra vez reformar la carta fundamental fracasando porque los quórums lo hacían imposible”.

A su turno, el senador Sandoval aludió a la promulgación de la reforma a la Constitución por parte del ex Presidente Ricardo Lagos en 2005 “tenemos una constitución democrática, que no nos divide y que tiene que ver con los reales problemas de la gente”, decía entonces el ex Mandatario. Por lo mismo, recalcó que si “hoy no somos capaces de construir los acuerdos y encontrar los diálogos seríamos irresponsables”.

A su turno, la senadora Goic reflexionó en el sentido que “Chile necesita una mirada de esperanza a partir de lo que hemos visto y estamos aquí para cumplir el acuerdo que fijaron las fuerzas políticas”. Agregó que “estamos para avanzar en democracia pero eso no significa borrar nuestra historia. Se va a construir sobre lo que hemos vivido con sus luces y sombras y esta nueva Constitución va a contar con participación ciudadana”.

El senador Galilea afirmó que “se consultará a la ciudadanía si construimos una nueva Constitución o si queremos seguir en la que estamos”. “Optamos por el camino más exigente y el más riesgoso y eso va a requerir la mayor seriedad, responsabilidad, sabiduría y prudencia de todos nosotros”. Por ello, “se tendrá que excluir los ofertones, eslóganes, la mentira y la violencia para que esta casa sea mejor para todos”.

El senador Quintana puntualizó que al asumir la Presidencia del Senado en marzo pasado, “expresé la aspiración de avanzar en el debate de una nueva Constitución nacida en democracia”. “Creo que Chile despertó hace rato y el problema fue que la política no había sido capaz de dar respuesta a ciudadanía. Esta discusión no tiene que ver con izquierda y derecha, gobierno y oposición sino con los desafíos futuros”.

El senador Montes señaló que “estamos tomando el camino para que los chilenos decidan las bases de nuestra convivencia. Todo esto va a terminar con un nuevo marco pues durante muchos años las decisiones se adoptaron con restricciones y límites. Eso ha generado una sensación de impotencia y limitaciones con un marco imposible de trascender”.

CARTA DE NAVEGACIÓN

A su turno, la senadora Aravena dijo que “lo que se firmó es lo que debe ser respetado hoy día y si queremos mejorar los acuerdos siempre voy a estar disponible para que la representatividad de nuestra sociedad la podamos concurrir con todos los que suscribimos este acuerdo. Esta reforma es relevante porque puede ser la carta de navegación que nos acompañará por años…en mi opinión su modo de participación debe darse en otro momento, con un debate técnico”.

El senador Lagos Weber anticipó que abogará por una nueva Constitución 100% ciudadana. “Chile requiere de una nueva Constitución y lo más fundamental es que nos interprete a todos y que nadie se apodere de esa Constitución. Por eso parto de la hoja en blanco y de los 2/3…quisiera que esto fuera acompañado de la mayor apertura posible… si no va a ser ahora, va darse más temprano que tarde que vamos a tener una sociedad paritaria como corresponde”.

En tanto, el senador Bianchi lamentó que se establezcan normas que no consideren la inclusión de independientes, pues a su juicio replicar el mismo sistema de elección de los diputados es una señal clara de eso. “Sin paridad de género, cuotas para los pueblos originarios y sin facilitación para independientes el acuerdo se limita a reproducir las cuotas de poder que nos han llevado a esta crisis…Estoy por una nueva Constitución y por una convención constituyente 100% elegida en las urnas. Esta Constitución no puede ser excluyente”.

La senadora Muñoz señaló que “el conflicto social ha mostrado como la ciudadanía, con enojo, ha ido mostrando su desencanto con este sistema. El modelo económico genera desigualdad y el modelo institucional discriminación de muchos sectores…Es primera vez que vamos a tener la posibilidad de expresarnos y cambiar esta Constitución…dejar fuera a las mujeres es reproducir una lógica y cultura de exclusión”.

El senador Latorre recordó que el próximo año se cumplen 40 años de la Constitución de Augusto Pinochet, enfatizando que “este modelo está agotado y aumenta el malestar… este es solo el primer paso para dejar atrás el modelo fracasado que solo ha beneficiado a un grupo privilegiado…nadie dijo que iba a ser fácil dejar atrás el modelo que heredamos de la dictadura de Pinochet…se debe dar espacio para las mujeres, independientes y pueblos originarios”.

Por su parte el senador Durana aseguró que “un nuevo texto constitucional no puede ser producto de una circunstancial mayoría, debe ser el reflejo del más amplio consenso ciudadano posible…el voto ciudadano debe ser respetado. Son los ciudadanos libres e iguales en dignidad y derechos quienes deben elegir a quienes quieren tener como sus representantes. El voto ciudadanos es soberano, no podemos condicionarlo ni dirigirlo”.

INICIO DE UN PROCESO

El senador Pizarro lamentó la actitud de aquellos que no están participando de este acuerdo, “donde ha habido un acto de realismo y generosidad política. Se requiere una redistribución del sistema económico, pero también hay que crear riqueza. Los que se cuestionan los temas que se quieren contemplar en el acuerdo original, no entienden lo que está pasando”.

Por su parte, el senador García Huidobro comenzó su intervención felicitando a los partidos políticos que han firmado el acuerdo. “A la UDI le costó llegar hasta acá pero primero pensamos en Chile, en el bien común. Cuando hablamos de la igualdad de género, es hablar de la realidad porque el voto de un hombre y de una mujer, vale lo mismo”, insistió enfatizando la unidad que debe permanecer.

Luego, el senador Letelier comentó que “desde hoy se inicia un proceso constituyente real. Somos uno de los pocos países de América Latina que no había vivido un pacto social”. Recordando los años 80, mencionó las violaciones de los derechos humanos y la entrega de bienes estatales a privados. “La Constitución del 80 consagró el modelo neoliberal y estableció cerrojos”, aseguró.

Compartir

About Author

iphonerodrigo